Bolsas

La crisis desploma la contratación en los valores de menor tamaño

La Bolsa ha recuperado niveles, pero la contratación sigue muy baja. En la mitad de las compañías, el negocio se redujo por encima del 50% en los nueve primeros meses del año. La caída de dinero ha sido más fuerte en los valores de menor tamaño, aunque el recorte es también importante en los componentes del Ibex.

Hasta el pasado mes de septiembre la Bolsa había negociado acciones por 638.006 millones de euros. La cifra está un 35,5% por debajo a la del año anterior, que a su vez también era inferior en un 19,6% a la del mismo periodo de 2007. El deterioro de la contratación es una consecuencia de la crisis financiera. Muchos inversores vendieron y aún permanecen ajenos al mercado en espera de mayor confianza.

Casi todas las compañías se contratan menos que hace un año. Las cifras han crecido con fuerza en Viscofan, Indo, Miquel y Costas, Sotogrande, Jazztel, Endesa, Arcelor, CVNE, Cepsa e Itínere; en estas seis últimas el negocio se ha duplicado. Pero en el 88% de los valores del continuo el efectivo cayó hasta septiembre, y en la mitad del conjunto de la Bolsa el descenso ha sido superior al 50%. Los números contrastan con la subida de la Bolsa, que en los nueve primeros meses de 2009 acumulaba un ascenso del 28%. "La presencia del pequeño inversor es residual. El descenso del negocio obedece más al hecho de que se está haciendo mucha operativa en derivados. El gestor con las caídas de 2007 y 2008 ha buscado una estructura más flexible en su cartera y por eso ha deshecho muchas posiciones en los valores pequeños. Los derivados te permiten cambiar de sesgo de forma más rápida que el contado", explica Javier Barrio, de BPI.

La caída de dinero se ha notado especialmente en las compañías de menor capitalización. Algunas como Mecalux, Vocento, Aguas de Barcelona o Colonial han visto como su volumen bajaba casi un 100%. También hay un número importante cuya contratación se ha reducido por encima del 80% o del 70%.

Los blue chips han sufrido algo menos. El negocio en Santander cayó un 23% hasta septiembre con respecto al mismo periodo de 2008, mientras que el de Telefónica, BBVA, Iberdrola y Repsol se contrajo un 29,45%, 37,15%, 42% y 45%, respectivamente.

El interés que ha mantenido el mercado sobre los grandes ha colocado al Ibex 35 a la cabeza en rentabilidad anual gracias a que tienen el mayor peso en el selectivo; gana el 26,51%, frente al 15,83% del Euro Stoxx.

Las acciones de Santander, Telefónica y BBVA se revalorizaron un 72%, 22% y 43% entre enero y septiembre de 2009. Sólo entre el banco que preside Emilio Botín y la teleco se contrataron en este intervalo de tiempo 258.234 millones, un 40% de lo que supone todo el continuo.

La recta final de año aún pinta débil. En octubre, el volumen asciende a 75.316,5 millones a falta aún de tres sesiones para completar el mes. En 2008 se hicieron en el mismo periodo 119.595,7 millones. Ibersecurities calcula que BME tendrá una caída del volumen del 24,7% en el tercer trimestre, y por tanto, que el beneficio caerá un 22,2% hasta septiembre. El próximo viernes el holding presentará los resultados.

El bróker del Santander, el más activo

La firma de Bolsa del Banco Santander fue la más activa en el mercado entre enero y septiembre de este año, ya que acaparó el 9,6% del volumen total, según datos de Infobolsa. Muy de cerca le siguen Sociedad General de Valores, con un 9,3% de la cuota de mercado, Banco Espírito Santo (8,2%), y Ahorro Corporación Financiera (7%).

Ya por detrás se sitúan el resto de los intermediarios, con unos porcentajes inferiores al 4,7%. Las ocho firmas más activas ejecutan la mitad de todo el negocio del mercado español.

La actividad de los brókeres este año difiere poco a la de ejercicios anteriores. El cambio más destacable lo recoge la firma del BBVA, que entre enero y septiembre de 2008, se situó en primer lugar en cuanto a contratación, mientras que en 2009 ha descendido al puesto número 23.