Balance

Bancaja reduce un 28% su beneficio hasta septiembre por las provisiones

Grupo Bancaja obtuvo un beneficio atribuido de 250,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa un descenso del 27,9% con respecto al ejercicio anterior, después de haber provisionado de manera voluntaria 470 millones de euros a lo largo de 2009, informó hoy la entidad.

La tasa de morosidad se mantuvo en el tercer trimestre del año en el 5,01%, en línea con la de junio y por debajo de la media del sector, mientras que la cobertura de la morosidad se colocó en el 55,83%. Sin tener en cuenta las garantías reales hipotecarias, por considerar que los riesgos se encuentran totalmente cubiertos, la morosidad se sitúa en el 1,53%, al tiempo que la cobertura de créditos morosos asciende al 125,27%.

La entidad indicó que mantiene "unos sólidos niveles de solvencia, muy por encima de los exigidos", con un coeficiente de solvencia del 12,03% (frente al 8% exigido por la normativa vigente), lo que supone un exceso de capital del 50%. Además, el 'core capital' y el Tier I (recursos propios de mayor calidad) mantienen su fortaleza y se sitúan en el 6,60% y 7,64%, respectivamente.

Los activos totales de la entidad valenciana aumentaron un 5,16% al cierre de septiembre, hasta los 108.875 millones de euros. Además, pese a la menor demanda de crédito, que ha empujado a la baja la actividad crediticia, el volumen de negocio creció el 2,9%, hasta los 178.278 millones de euros. El 70% de las nuevas operaciones crediticias se destinaron a empresas.

Por su parte, los recursos ajenos de Bancaja se situaron en los 87.123 millones de euros a cierre de septiembre, con una variación interanual del 10,12%, destacando la fuerte actividad en las operaciones de ahorro a plazo, con un incremento del 19%, y en las de ahorro remunerado, que aumentaron el 41%.

El margen de interés, que mide la actividad típicamente bancaria, descendió el 1,82% debido a la menor actividad económica y la brusca caída de los tipos de interés desde finales de 2008, mientras que el margen bruto repuntó el 23,36%, fundamentalmente por resultados de operaciones financieras, y el de explotación un 39,11%, gracias a la política de contención de costes.

El ratio de eficiencia de la entidad (relación entre gastos e ingresos) se redujo seis puntos a cierre de septiembre, hasta el 34,12% desde el 40,78% registrado un año antes.

Por su parte, la captación neta de clientes creció un 20% después de captar más de 175.000 clientes en el año. Este crecimiento fue mayor fuera de la Comunidad Valenciana, principalmente en las zonas Norte, Andalucía y Madrid, suponiendo el negocio del Grupo Bancaja fuera de la Comunidad Valenciana más de un tercio del total.