Cajas de ahorro

Las cajas de Canarias, Rioja y CAI se suman a las fusiones virtuales

Ya le han salido seguidores a la fusión virtual de CajaCanarias y Caja Navarra (CAN). Ayer los consejos de administración de Caja Rioja y la Caja Inmaculada (CAI) decidieron avanzar en sus conversaciones con Caja Insular de Canarias para integrar sus políticas de riesgos, gestión financiera y de tesorería.

Este proceso de concentración consiste, como en el caso anterior, en la creación de un sistema institucional de protección (SIP) común que suponga la creación de un grupo económico conjunto con la participación exclusiva de las tres cajas, en el que se integrarían consolidando sus estados contables.

Estas tres cajas ya colaboran en una sociedad de tecnología denominada ATCA, a la que también pertenece aún Caixa Sabadell, ahora en proceso de fusión con otras tres entidades catalanas.

Con esta fórmula se da casi por descartada una posible fusión entre las dos cajas canarias, ya que ambas han buscado alianzas diferentes.

Las tres cajas que ahora han acordado ampliar su colaboración hasta crear un SIP mantendrán "intacta su personalidad jurídica, su marca comercial e identidad corporativa, su actividad comercial del negocio minorista y la gestión de su obra social", explican. Las tres entidades afirman que la integración de las cajas responde a las recomendaciones planteadas por el Banco de España y el Ministerio de Economía al sector financiero para garantizar sus niveles de solvencia y de liquidez, y mejorar su eficiencia y rentabilidad, en estos momentos de crisis económica.

Ahora Caja Rioja, CAI y Caja de Canarias tienen que desarrollar este acuerdo y dar forma jurídica y estatutaria a la nueva sociedad, además de crear un consejo en la nueva firma, temas estos que están negociando con el Banco de España y con las correspondientes autoridades autonómicas.

La nueva fórmula

Los SIP se han convertido en una vía de escape para crecer para cajas uniprovinciales o que descartan una fusión con entidades de su región. Pero para poder llegar a concretar estas alianzas todas sus integrantes tienen que tener niveles aceptables de solvencia.