Recuperación económica

Las consecuencias de la crisis se verán por largo tiempo, según Paul Krugman

El estadounidense Paul Krugman, Premio Nobel de Economía en 2008, afirmó hoy en Santiago que a pesar de que la economía mundial ha logrado sobrellevar "parte de la crisis actual", sus consecuencias se deberán afrontar en un extenso período.

"Nos fue bien pasando la crisis, pero falta un tiempo difícil y extenso, en el que se tendrá que resolver todo", precisó el catedrático de la Universidad de Princeton al exponer sobre la crisis y la nueva economía en la capital chilena.

Según el también columnista del diario The New York Times, la recuperación que se observa en la economía mundial no es un proceso sostenido y se debe más bien a una recomposición de inventarios.

Entre los problemas que tardarán un tiempo en resolverse, según Krugman, están el crecimiento y el desempleo, que costará superar. "Pasará mucho tiempo hasta que vuelvan a sus niveles anteriores", sentenció.

Aún más, indicó que existen "altas probabilidades" de que el crecimiento de la economía, que hoy se muestra en alza, vuelva a disminuir, hasta cifras negativas, en la primera mitad del 2010, mientras el desempleo continuaría alto hasta el año 2012.

Para una reactivación más de fondo y sostenida, Krugman recomendó la utilización de "estímulos fiscales vigorosos, pero para ello se necesita una voluntad política que, a su juicio, "hoy ya no está", debido a los signos positivos que se observan en la economía mundial.

"A principios de 2009, cuando caíamos por un barranco, ahí tal vez se podría haber llegado a un consenso político (sobre los estímulos) pero hoy ya no", manifestó.

Al explicar las causas por las cuales la actual crisis no se convirtió en una nueva Gran Depresión, Paul Krugman criticó el modelo chileno de fondos privados de pensiones y se felicitó de que que el gobierno de Estados Unidos no haya adoptado uno similar.

"En 2005 estaba de moda adoptar el sistema chileno de pensiones. Gracias a Dios seguimos teniendo un modelo estatal de pensiones", sostuvo el economista, mientras elogiaba el aumento del gasto fiscal por parte de los gobiernos, que en diversos países contribuyó a amortizar el golpe de la crisis.

El sistema chileno de pensiones, basado en la capitalización individual de las aportaciones que los trabajadores hacen a un Fondo de Administración privado, fue creado en Chile a comienzos de los años 80 por José Piñera, ministro de la dictadura de Augusto Pinochet y hermano del inversionista Sebastián Piñera, actual candidato de la derecha a la presidencia de Chile.

Krugman destacó que además del mayor gasto estatal, la crisis se afrontó con bajas en las tasas de interés de los bancos centrales, la intervención en el mercado financiero y un fuerte estímulo fiscal.

"Con esto evitamos una Gran Depresión, evitamos el colapso, pero esta no es toda la historia, evitar el colapso es solo parte del objetivo, ya que queremos restablecer el equilibrio", aseguró el economista al advertir que aún existen riesgos de una recaída, que se pueden aminorar si se mantienen los estímulos fiscales.

Lamentó que, de acuerdo a lo que se observa en el mundo, la mayoría de esos estímulos van a ser retirados en el segundo semestre del año próximo.

Krugman destacó que América Latina ha sorteado la crisis "mejor que el resto del mundo" y que particularmente América del Sur "ha sido tocada, pero no tanto como otros países".

Los países de la región "están en una posición sólida, especialmente Chile", destacó.