Outsourcing

Quién dijo miedo, y no ocasión

Algunos de los agentes más consolidados del sector describen con optimismo las perspectivas de desarrollo en el corto plazo.

La paleta de servicios de outsourcing en España es de lo más variopinta. Aunque las tecnologías de la información y las comunicaciones acaparan una parte importante de los operadores, haberlos haylos para casi todo. Algunos de los más pujantes radiografían la coyuntura del negocio. Pese a la crisis que atenaza la economía global, el buen ánimo reina en la actividad.

INDRA

Aplicaciones, infraestructuras y BPO (outsourcing de procesos, en sus siglas en inglés). La compañía trabaja las tres líneas de externalización. "La gestión de aplicaciones representa el 55,1% de nuestros ingresos en esta área, seguida por los servicios de infraestructuras que suponen el 26,6% y el BPO con un peso del 18,3%", explica Gerardo Navarro, director de servicios de outsourcing de la empresa Indra. La facturación de todas ellas alcanzó en 2008 los 800 millones, de los que un 22% se generaron en mercados internacionales -el operador tiene filiales en más de 30 países y referencias en más de 100, y acompaña a muchas empresas españolas en su expansión exterior-. Para 2009, el objetivo es obtener "un crecimiento en las ventas de entre un 5% y un 7%", señala Navarro.

Pero, ¿favorecen las circunstancias económicas? "La crisis, lejos de significar una amenaza para el incremento del negocio, es una oportunidad, dado que consideramos la externalización como una decisión estratégica para afrontar periodos difíciles, como los que vivimos", zanja el responsable de Indra, quien añade: "Facilita la liberación de recursos internos que pueden dedicarse a tareas de mayor valor añadido". La coyuntura incide, no obstante, en la renegociación de las condiciones de provisión. "Los contratos cuya finalización coincide con estos momentos complicados son afrontados por los clientes en su renovación con una mayor exigencia de eficiencia y productividad, que les revierta en nuevas reducciones de costes y mejoras de calidad", admite Navarro.

IBM

Aproximadamente el 40% de la actividad mundial de servicios de IBM está enfocada en las tareas de outsourcing. æpermil;stas, a su vez, cubren un amplio espectro -aplicaciones, infraestructuras tecnológicas y BPO-. El ejercicio pasado, la firma ingresó por este canal 22.700 millones de dólares. El año en curso aún está por resolver, puesto que "la política de la compañía no contempla hacer previsiones", indican desde la multinacional. Sin embargo, con presencia enmás de 170 países ymás de 400 centros -14 de ellos en España-, IBM afronta la incertidumbre con optimismo.

"La externalización está en auge debido a que las empresas necesitan mejorar su eficiencia y reducir los costes en aquellas labores que no les aportan un valor diferencial. El outsourcing permite liberar unos recursos que luego pueden reinvertirse en las áreas clave, para desarrollar proyectos de innovación que ayuden a la expansión y a la captación y retención de clientes", argumenta Jorge Jiménez Molina, director de los servicios de outsourcing de procesos de negocio. Estas ventajas llevan al portavoz de la compañía a vislumbrar un futuro en positivo: "Nuestra percepción es que se va a mantener la tendencia actual de crecimiento del negocio. La situación de crisis hace que se vuelvan a recortar los beneficios del outsourcing".

HP ENTERPRISE SERVICES

Opera en los terrenos del BPO, el ITO (Information Technologies Outsourcing), y los servicios de aplicaciones. Y su bolsa de clientes en España se divide entre el sector financiero (55%), la industria (25%), las comunicaciones (15%) y las empresas de energía (5%). "HP no da números en cuanto a su facturación", dicen desde la compañía. Lo que sí transmite el vicepresidente de HP Enterprise Services España y Portugal, Antonio Crespo, es confianza en el potencial de este sector en tiempos de adversidad: "Los servicios de outsourcing tienen un fuerte componente anticíclico que se está demostrando ahora".

Con todo, el responsable admite que la coyuntura "está centrando el interés de los clientes en proyectos con un retorno de su inversión alto y, sobre todo, que se vea en la cuenta de resultados rápidamente. Los planes que generan ventajas a medio y largo plazo se están retrasando en beneficio de aquéllos que producen eficiencias en el corto plazo".

Otra consecuencia, fruto del nuevo ciclo, es la relativa a los escollos financieros y de flujo de caja que aprietan a las empresas. "La falta de liquidez y las restricciones de crédito sí que están dificultando la puntualidad en los pagos. Los problemas financieros generalizados están incrementando los retrasos en todas las ramas de actividad. En nuestro caso no se han llegado a convertir en un problema, gracias a la fortaleza de nuestros clientes, a la que nosotros mismos contribuimos, y a una monitorización y gestión muy cercana de este tipo de riesgo", detalla Crespo.

EVERIS

El outsourcing -en aplicaciones, infraestructuras y BPO- representa el 40% de los ingresos del proveedor. El pasado ejercicio fiscal (cerrado a 31 de marzo de 2009), la compañía facturó 298 millones de euros en España. Para el año en curso, "Everis tiene previsto ratios de crecimiento del 10%", asegura Javier Alonso, socio responsable de outsourcing. Estas estimaciones se asientan sobre una idea: "A raíz de la actual coyuntura económica, muchas empresas están valorando el outsourcing como una alternativa interesante, por lo que algunas operaciones están avanzando de forma más ágil de lo que lo hubieran hecho en otro contexto".

Eso sí, la tesitura cala en algunos puntos, tal como reconoce Alonso: "Desde hace unos meses, estamos recibiendo peticiones de muchos clientes para adaptarnos a su realidad presupuestaria. Aunque, en la mayoría de las ocasiones, estamos encontrando fórmulas para mantener una relación satisfactoria".

ATENTO ESPAçA

Orientadas al contact center y al BPO, las soluciones que ofrece la compañía -participada por Telefónica- están relacionadas con los servicios de atención al cliente, de cobro inteligente, ventas multicanal, back office, soporte técnico y atención al usuario. Este variado catálogo le permitió hacer una caja de 230 millones de euros en España, el pasado ejercicio. "Dependemos del volumen de trabajo que tengan nuestros clientes, así que a corto plazo la crisis influye en una disminución de actividad. Sin embargo, estamos comprobando cómo se nos abren nuevas puertas, ya que ahora, más que nunca, las empresas buscan eficiencias que les permitan reducir costes a la vez que mantener, e incluso incrementar, sus niveles de calidad", explica Alejandro Reynal, consejero delegado de la compañía.

GRUPO EULEN

La prestación de servicios generales es su fuerte. Especializada en las labores de limpieza, seguridad, tareas auxiliares, trabajo temporal ymantenimiento integral, la firma cosechó en España unas ventas por un importe superior a 1.146 millones de euros durante el pasado año. Según el director general de producción, Jorge Adeva Ramos, "la previsión para 2009 es mantenernos muy cerca de estas cifras". Con todo, los resultados del grupo están más expuestos a las peculiaridades del presente, dado el carácter de su actividad.

"Nos está afectando fundamentalmente en la reducción de nuestro negocio y también en los asuntos relacionados con el cobro. Los impagados y los retrasos en el cumplimiento de los contratos están siendo muy negativos para nuestra empresa", admite Adeva Ramos. Siempre cabe, sin embargo, margen para las oportunidades: "El Plan de Ayuda a la Dependencia ofrece un potencial importantísimo para el desarrollo de nuestro negocio. Asimismo, la expansión internacional de nuestra compañía acaba de empezar".

MANPOWER BUSINESS SOLUTIONS

En España, la externalización supone el 10% de la actividad del GrupoManpower. Fuerza de ventas, almacenes y procesos auxiliares de producción o servicios de apoyo a oficinas se incluyen dentro del repertorio de oferta, con el que facturó más de 26 millones de euros en España durante el pasado ejercicio (22.000 millones de dólares en todo el mundo). Para adaptarse al nuevo entorno, "hemos profundizado en lo que consideramos que más demandan nuestros clientes: especialización de procesos y seguridad jurídica", afirma el director en España, Íñigo Arribalzaga.

JONES LANG LASALLE

El departamento de Corporate Solutions de la consultora se encarga de gestionar tareas de outsourcing en el sector inmobiliario. "Colaboramos en buscar soluciones que redunden en importantes ahorros de costes", describe Borja Basa, responsable de desarrollo de negocio corporativo. "La crisis es una oportunidad para estar más cerca, si cabe, de los clientes, que han valorado nuestros servicios más que antes", zanja.