Energía

Endesa convierte Málaga en un laboratorio de ahorro energético

Endesa y la Junta de Andalucía han dado el pistoletazo de salida a un proyecto que convertirá el barrio de la Misericordia de Málaga en un gran banco de pruebas de nuevas tecnologías que permitirán ahorrar un 20% de consumo energético. La iniciativa está financiada en parte por Fondos Feder.

Málaga se va a convertir durante los próximos cuatro años en un laboratorio "en real" de distintas soluciones tecnológicas que buscan conseguir una gestión más eficiente de la energía y la reducción de emisiones contaminantes. En concreto, la iniciativa SmartCity, pionera en España, quiere conseguir ahorros de un 20% del consumo energético, lo que supondrá evitar la emisión de 6.000 toneladas anuales de C02 e incrementar el uso de fuentes de energía renovables.

El proyecto está impulsado por 11 empresas lideradas por Endesa y cuenta también con la colaboración de varias universidades y centros de investigación nacionales y autonómicos. Las otras compañías que participan en la iniciativa son Enel (accionista de referencia de Endesa), Acciona, IBM, Neo Metrics, Sadiel, Ormazábal, Isotrol, Telvent, Ingeteam y Greenpower.

La inversión destinada a la iniciativa asciende a 31 millones de euros, financiados en parte por Fondos Feder, gracias al apoyo de la Junta de Andalucía y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia e Innovación, quien hace unas semanas aprobó la subvención.

ENDESA 21,35 -1,48%

Silvia Sánchez Rubio, directora comercial del sector Energy y Utilities de IBM España, explica que este proyecto se convertirá en un referente mundial en el desarrollo de tecnologías energéticas de vanguardia, compartiendo protagonismo con otras iniciativas ya operativas en Estocolmo, Dubai, Malta, Ohio y Colorado. La compañía informática invertirá alrededor de cuatro millones de euros en la SmartCity de Málaga, un 11,36% del total del presupuesto, una cantidad que se destinará fundamentalmente a software y a recursos de técnicos y consultores que trabajarán en el desarrollo de los productos.

Está previsto que esta iniciativa de Endesa, aún en fase de arranque, beneficie a 300 clientes industriales, 900 de servicios y 11.000 clientes domésticos. Según explican las empresas implicadas, durante los cuatro años que durará el proyecto, las fuentes de energía renovable se integrarán de forma óptima en la red eléctrica, acercando así la generación al consumo a través de la instalación de paneles fotovoltaicos en edificios públicos, el uso de microgeneración eléctrica en algunos hoteles o instalación de sistemas microeólicos en la zona. Por ejemplo, está contemplado instalar molinillos en las farolas de las calles aprovechando la brisa del paseo marítimo.

También se instalarán baterías que permitirán el almacenamiento de la energía, de forma que parte de ésta podrá ser consumida después en la climatización de edificios, el alumbrado público y el transporte eléctrico. Y se potenciará igualmente el uso de los coches eléctricos con la instalación de postes de recarga, continúa Sánchez Rubio. Está previsto que se vean los primeros vehículos de este tipo por la calle en un año.

Al final se trata de hacer redes eléctricas en la vanguardia de la automatización y el telecontrol. "Redes automatizables para que se comporten de un modo más predecible y gestionable", subraya la directiva de IBM.

Mayor impulso al contador inteligente

Endesa y sus socios también buscan hacer partícipe en todo el proceso al usuario final. Así, todos los clientes que participarán en la iniciativa contarán con contadores inteligentes con el fin de lograr un consumo más sostenible. Así, por ejemplo, si un cliente quiere que le bajen la potencia instalada se podrá hacer directamente desde un centro de control sin esperar varios días. Además, el propio cliente podrá visualizar cuál es su gasto eléctrico y cómo funciona su casa para analizar qué ahorro energético puede hacer, según explicó recientemente el máximo responsable de Endesa en Málaga, Alfredo Rodríguez.

Este tipo de contadores, que también permiten generar alarmas electrónicas para el sistema si alguien trata de manipularlos ilegalmente, permitirán que los usuarios accedan a nuevos modelos de tarifa para controlar mejor el consumo.

En definitiva, el proyecto, que prevé dar "resultados visibles cada seis meses", según Silvia Sánchez Rubio, de IBM, se enmarca dentro del plan 20-20-20, diseñado por la UE, que establece objetivos para el año 2020 de aumentar la eficiencia energética en un 20%, reducir las emisiones de C02 en un 20% y aumentar las fuentes de energía renovables hasta un 20% en el mix energético.

La cifra

11.000 clientes domésticos se van a ver beneficiados por la iniciativa de Endesa, junto a 300 clientes industriales y 900 del segmento de servicios.