Resultados

Iberdrola Renovables reduce su beneficio un 27,4%

Iberdrola Renovables obtuvo en los nueves primeros meses del año un beneficio neto atribuido de 167,6 millones de euros, lo que supone un descenso del 27,4% respecto al mismo periodo del año pasado, por la caída de los precios de la energía en España.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 813,7 millones de euros, un 6% más que en el mismo periodo del año anterior, y el margen bruto se situó en 1.190 millones, lo que supone un incremento del 9,7%.

La mejora en el Ebitda se debió en buena parte a la actividad internacional, que aporta ya el 53% de esta variable. De hecho, la producción aumentó un 24%, hasta 15.052 gigavatios hora (GWh) gracias al incremento en un 41% en Estados Unidos y en un 68% en Reino Unido.

La capacidad plenamente operativa del grupo aumentó en 2.274 megavatios (MW) con respecto al cierre del tercer trimestre de 2008 y alcanzó los 9.844 MW, mientras que la capacidad instalada alcanzó los 10.477 MW, 1.990 MW más que en el mismo periodo del año anterior.

La potencia fuera de España representa ya el 51% y por primera vez supera a la nacional. El aumento del peso internacional del negocio responde en buena parte a la atención que la compañía está dedicando a Estados Unidos, donde en el tercer trimestre instaló 355 MW de los 474 MW instalados en todo el mundo.

Por otro lado, el 'cash flow' operativo aumento un 9%, hasta 622 millones, mientras que los costes por megavatio instalado descendieron un 12%, lo que da cuenta de una mejora en la eficiencia. Los recursos propios rondaron los 11.500 millones y el apalancamiento se situó en el 25,2%.

La filial de renovables de Iberdrola dedicó 1.567 millones de euros a inversiones materiales durante los nueve primeros meses del año y mantiene su objetivo de alcanzar 10.750 MW en potencia instalada a finales de este año y 12.500 MW al cierre de 2010.

El grupo, que ha percibido hasta la fecha 546 millones de dólares (366 millones de euros) de fondos de estímulo a las energías renovables en Estados Unidos, espera obtener otros 30 millones de dólares (20 millones de euros) de ayudas adicionales en 2009.

Estas ayudas directas equivalen a alrededor del 30% de la inversión realizada en instalaciones de energías renovables que entren en operación comercial o que empiecen a construirse en 2009 y 2010.