Asociación de Fabricantes

Las ventas de juguetes mantuvieron un crecimiento del 2,48% en 2008 pese a la crisis

Las ventas de juguetes crecieron en 2008 a pesar de la crisis el 2,48% y alcanzaron los 1.187 millones de euros, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), un sector con 217 empresas y que da trabaja a más de 5.000 personas en España.

Los fabricantes se preparan ya para las Navidades, la época del año en que mejor se venden sus productos y en la que se pone en marcha el proceso final de creación de los juguetes, sometidos a un estricto control de calidad y seguridad.

La industria juguetera española tiene una fuerte concentración geográfica en dos comunidades, la valenciana y la catalana , donde se produce el 70 por ciento de los juguetes, seguido de Murcia, Aragón y el País Vasco.

En la Comunidad Valenciana hay incluso una zona denominada el "Valle del Juguete", en las localidades alicantinas de Ibi, Onil, Tibi, Biar y Castalla, de donde salen cada año el 40 por ciento de los juguetes que reciben los niños en las fiestas de los Reyes Magos y la más reciente tradición de Papá Noël.

En este valle se fabrican desde muñecas con todos sus complementos a pequeños vehículos a motor, así como artilugios que reproducen a pequeña escala todo tipo de actividades realizadas por los mayores en la vida real, mientras que Cataluña está más especializada en juegos de mesa y puzzles.

La llegada de los juguetes se inicia con los creadores que ponen en marcha una idea y no termina con quienes ensamblan la última pieza, sino que es fundamental la logística que hace posible que el producto llegue a manos del consumidor final en los puntos de venta.

En España, el grueso de las ventas se concentran en grandes superficies e hipermercados (40%), grandes almacenes (10%) y cadenas especializadas (9%).

También es básico que los principales destinatarios, los niños, conozcan las novedades de la temporada, para lo que se dedica un gran esfuerzo a la difusión, mediante la publicidad de los nuevos juguetes que cada año se pueden encontrar en el mercado.

En un sector con una gran estacionalidad en la venta del producto, la presentación de las novedades es una prioridad que comenzará a notarse en la primera semana de noviembre.

Los consumidores adelantan cada vez más las compras, y el pasado año, a partir del comienzo de la campaña en los comienzos del mes de noviembre, las ventas se dispararon un 50% sobre el mismo periodo anterior.

Hasta la Navidad se había concentrado el 60% de las ventas y en las dos semanas previas al día de Reyes se concentró otro 15% de la facturación de juguetes en todo el año 2008.

Vender juguetes en todas las épocas del año

Uno de los objetivos de los jugueteros es conseguir que se vendan juguetes también en otras épocas del año, para lo que se ha incrementado la oferta de materiales didácticos que consideran el juego como un elemento que potencia el desarrollo y el aprendizaje de los niños, lo que ha permitido que la estacionalidad se reduzca.

El pasado año se adquirieron 11,7 juguetes por niño frente a los 10,3 de 2007 y el gasto medio se situó en 183,83 euros.

Respecto a las exportaciones se incrementaron el 0,97% respecto a 2007 y alcanzaron los 391 millones de euros, una cifra considerada positiva en un momento económico difícil, en el que el euro está muy caro respecto al dólar y el peso mexicano, país donde la exportación de juguetes españoles se redujo en un 24%.

También, y por primera vez en las últimas temporadas, se ha registrado en 2008 una reducción de las importaciones en el 3,8%, lo que invierte la tendencia alcista de los últimos años.