Subida

La dependencia de la banca española a la financiación del BCE bate otro récord

Los bancos y las cajas españoles siguen aumentando su necesidad de financiación del Banco Central Europeo (BCE). En septiembre volvieron a batir récord de peticiones de liquidez al BCE, pese a que los mercados de capitales han comenzado a dar muestras de apertura y las emisiones de las grandes entidades se colocan.

Durante el pasado mes, la banca europea adeudaba al eurosistema 583.939 millones de euros, cifra que supone un 2,6% superior a la del mes anterior y un 23,8% más que un año antes. Pese a este crecimiento, la cifra no es la más alta solicitada. El récord se marcó en marzo, cuando la deuda contraída por el conjunto de la banca europea totalizó 629.124 millones. No ocurre lo mismo con el sector financiero español, que tenía una deuda contraída a través de las subastas semanales de crédito del BCE de 79.591 millones. Esta cantidad es la más alta en términos absolutos y la mayor de su historia sobre el total de la apelación al eurosistema, al representar el 13,6% de la financiación global. El peso de la financiación del BCE en la banca española va creciendo mes a mes. En agosto fue del 13,1%, en julio del 12,1% y del 11,5% un mes antes. Hace algo más de un año no superaba el 10%.

De septiembre a septiembre las necesidades de acudir al BCE han crecido un 62% en el caso de la banca española.

Mientras, las cajas de ahorros tacharon ayer de "catastrofista" el informe de la agencia de calificación Moody's sobre las pérdidas futuras que espera en la banca española de 108.000 millones y la necesidad de provisiones extra por 57.000 millones en cinco años que se suman a los 51.500 millones que tiene el sistema acumulado.