Nuevos productos

Caja Navarra vincula la rentabilidad de un depósito a la permanencia del cliente

Caja Navarra lanza el CAN Depósito Creciente, una imposición a plazo fijo que premia especialmente a los clientes que permanecen con la entidad, ya que, cada año que pasa, crece el tipo de interés del producto.

Caja Navarra lanza el CAN Depósito Creciente, una imposición a plazo fijo que premia especialmente a los clientes que permanecen con la entidad, ya que, cada año que pasa, crece el tipo de interés del producto. El plazo del depósito puede ser de 3 ó 5 años. En el caso de la primera opción, el tipo de interés puede alcanzar el 3%. Si la IPF es a 5 años, el tipo de interés puede llegar hasta un 4%.

Para la IPF a 3 años, durante el primer año, el tipo de interés se ha fijado en el 1,5%; el segundo año, en el 2,25%, y, el tercer año, llega hasta el 3%. En cuanto a la IPF a 5 años, durante el primer año, el tipo de interés que se obtiene es del 2,25%, un punto por encima del Euríbor actual; el segundo año, del 2,5%; el tercer año ofrece una remuneración del 2,75%; el tipo de interés del cuarto año es del 3,5% y, en el quinto, se consigue un tipo del 4%.

El CAN Depósito Creciente, que se comercializa desde el 15 de octubre hasta el 31 de diciembre de 2009, ofrece una alta remuneración y la posibilidad de cancelación anticipada con una penalización del 0,5% durante los tres primeros años de vigencia del depósito. A partir de este momento, el Depósito CAN Creciente no tiene penalización por cancelación anticipada.