Crisis financiera

Cajasol descarta pujar por CCM y prevé cerrar 100 oficinas hasta final de año

El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, aseguró hoy que la caja de ahorros es "muy solvente", aunque ya tiene aprobado en sus órganos de gobierno el cierre de en torno a cien oficinas hasta final de año y, además, no abrirá nuevas oficinas hasta que "el tsunami económico vuelva a la normalidad".

En la presentación del programa de actividades conmemorativas del 175 aniversario de la caja, Pulido indicó que Cajasol cuenta con un "buen nivel de solvencia, por encima de la media nacional y de lo pedido por los organismos reguladores, que llega al 14 por ciento "cuando lo requerido por el Banco de España es del ocho por ciento". No obstante, apuntó que "los niveles de seguridad y de solvencia tienen que crecer", pues "todo lo que sea mejorar los ratios de solvencia y seguridad es positivo".

Asimismo, señaló que el ratio de morosidad en la caja de ahorros andaluza está por debajo de la media de las cajas de ahorros y que Cajasol ha mejorado su eficiencia pues "en el último año ha subido 15 puestos a nivel de España". Además, indicó que la caja ha reducido hasta el 30 de septiembre un 15 por ciento los gastos generales, lo que supone "una optimización de los recursos".

"Exceso de capacidad"

Pulido llamó la atención sobre el "exceso" de capacidad instalada en el sistema financiero español que, según los analistas, ronda el 25 por ciento, del cual en los últimos cinco años "el 95 por ciento del crecimiento se debe a las cajas de ahorros". Esto conlleva, según explicó, un "proceso de reconversión y de cierre de oficinas".

"Hemos cerrado unas 70 oficinas ya y para final de año se cerrarán en torno a cien, algo que ya está aprobado por los órganos de gobierno", subrayó el presidente de Cajasol, que añadió que "abrir mercados ahora es bastante complicado", por lo que la entidad ha reconsiderado la expansión que inició cuando se fusionaron El Monte y Caja San Fernando en 2007 y "no va a abrir ni en el arco del Mediterráneo ni en ninguna otra zona". "ABIERTOS Y PROACTIVOS"

El presidente de Cajasol apuntó que la entidad está "abierta y es proactiva" en los procesos de concentración y detalló que "si hace dos años eran necesarias las fusiones, ahora los procesos de concentración todavía tienen más oportunidades".

Así, indicó que, aunque no van a pujar por Caja Castilla la Mancha (CCM) porque han "analizado y estudiado las posibilidades y se ha decidido no pujar", Cajasol sí "está abierta a abordar nuevos proyectos y está atenta a nuevas oportunidades que se ofrezcan en el mercado y a productos innovadores".

Por otra parte, el presidente de Cajasol quiso reivindicar el modelo de cajas de ahorros porque es "un modelo de éxito, que supone más del 50 por ciento del sistema financiero español", aunque no ocultó que "debe adaptarse a las nuevas circunstancias en el ámbito financiero".

Asimismo, también reivindicó la cercanía al cliente como "base del éxito de las cajas de ahorros". "Se trata de renovar el compromiso de la cercanía con la familia, los proveedores y las pequeñas y medianas empresas", subrayó.

Por último, respecto a la próxima reforma de la Ley andaluza de Cajas, Pulido aseguró que "la Junta no quiere perjudicar a ninguna entidad andaluza sino todo lo contrario, la Administración mantiene la filosofía de ayudar a todas las cajas de la Comunidad".