Reunión anual de Worldsteel

La patronal del acero prevé que la demanda mundial repunte en 2010

La demanda aparente de acero a nivel mundial crecerá un 9,2% el año que viene, volviendo a los niveles de 2008, gracias al impulso de países como China o India, según la patronal Worldsteel.

La patronal del acero prevé que la demanda mundial repunte en 2010
La patronal del acero prevé que la demanda mundial repunte en 2010

La crisis todavía no ha terminado, pero ya hemos dejado atrás lo peor". Así recibió ayer el presidente de ArcelorMittal, Lakshmi Mittal, a los asistentes a la reunión anual de Worldsteel, la patronal mundial del sector siderúrgico, que celebró su 43 congreso en Pekín.

El optimismo de Mittal se basa en la nuevas previsiones elaboradas por la industria que apuntan a que la demanda aparente de acero (la que no incluye inventarios o stocks) volverá a crecer el año que viene y lo hará a tasas del 9,2%, hasta alcanzar los 1.205,5 millones de toneladas. Para este año, la caída será menor de la esperada y, frente al 14,1% estimado inicialmente, ahora se prevé que la reducción sólo sea del 8,6%.

En todo caso, Mittal advirtió de que la recuperación es "frágil" y tardará tiempo en consolidarse. "Aunque se espera que en 2010 la demanda recupere los niveles de 2008, todavía llevará un tiempo hasta que volvamos a las elevadas tasas de producción de los últimos años en todos los mercados", señaló.

España, con moderación

La recuperación será desigual y estará protagonizada por los países emergentes, en especial por China, que este año crecerá un 18,8%, hasta los 526,2 millones de toneladas, concentrando prácticamente la mitad de la demanda mundial del acero. En 2010, esta mejora se moderará y se situará en el 5%. Los crecimientos en India, otra de las economías clave para el sector, serán del 8,9% y del 12,1% en 2009 y 2010, respectivamente.

En general, el consumo de acero en las economías emergentes se contraerá una media del 17% en 2009 para crecer un 12% el año que viene, mientras que en las economías desarrolladas sufrirá un retroceso del 34% este año que se compensará, en parte, con un crecimiento del 15% en 2010. "En los países de la zona Nafta y la UE-27, el consumo aparente del acero que se espera para 2010 será equivalente al de 1991, lo que prueba la severidad del impacto que ha tenido la crisis en el sector", apuntan las previsiones de Worldsteel.

Para España, la asociación prevé que el desplome de la demanda sea del 35,9% al cierre del año, frente al recorte del 22,9% de 2008. En 2010, se espera que el consumo de acero sea de 12.312 millones de toneladas, con un crecimiento del 6,8%, sólo mejor que el de Holanda, Rumanía y Eslovenia dentro de la UE.

La cifra

1.205,5 millones de toneladas alcanzará la demanda aparente de acero en 2010, similar a la de 2008.