Crisis del motor

Fracasan las negociaciones entre Londres y Magna sobre Opel/Vauxhall

El Gobierno británico anunció hoy que por el momento han fracasado las negociaciones que estaba manteniendo con el fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna y con los sindicatos sobre el futuro de la firmas Opel y Vauxhall.

Un portavoz del Gobierno de Reino Unido indicó que todavía no se ha alcanzado un acuerdo entre las partes involucradas. "Aún no se ha llegado a una conclusión que sea aceptable tanto para los sindicatos como para el Gobierno", indicó.

Asimismo, dicho portavoz afirmó que durante los próximos días se retomará el proceso de negociación sobre el futuro de Opel y de la firma británica Vauxhall en el marco del plan de reestructuración que ha presentado Magna.

El fracaso inicial de estas negociaciones se produce después de que el secretario de Comercio del Gobierno británico, Peter Mandelson, anunciara ayer que Reino Unido no iba a aceptar la venta de Opel y Vauxhall al consorcio liderado por Magna si no se solventaban las deficiencias en el plan industrial que ha identificado la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC).

Mandelson explicó, en declaraciones al diario 'Financial Times', que el plan presentado por Magna para hacerse con una participación mayoritaria en Opel y en Vauxhall tenía que ser mejorado y apuntó que algunos aspectos debían ser "reparados".

Asimismo, explicó que el impacto de este plan industrial tendría que ser acordado por todas las partes antes de iniciar las conversaciones para decidir en qué medida contribuirá el Gobierno de Reino Unido a las ayudas por importe de 4.500 millones de euros que necesita la firma automovilística alemana para su reestructuración.