Energía renovable

La alemana Schott se suma al gran proyecto solar en el desierto africano

El grupo alemán Schott se ha sumado a los impulsores del proyecto 'Desertec', que aspira a convertirse en una fuente de abastecimiento de energía de referencia en Europa a partir de instalaciones termosolares en zonas desérticas del Norte de África.

Este proyecto está siendo liderado por un grupo de empresas alemanas, entre ellas Eon, y cuenta con la participación de la española Abengoa. Además, Acciona inició conversaciones para participar en el mismo.

Schott suministrará el tubo receptor de las centrales, una de las piezas claves para la generación eléctrica en este tipo de instalaciones, y para ello dice estar trabajando con prototipos de nueva generación, con los que se alcanzarán los 500 grados centígrados en las plantas.

Los impulsores de 'Desertec' aseguran que el proyecto podría ser capaz de cubrir en 2050 el 15% del consumo eléctrico europeo. Las centrales solares proyectadas estarán conectadas en una red eléctrica de alta potencia y utilizarán espejos cilindroparabólicos, capaces de generar altas temperaturas.