Fiscalidad

La ley de los REIT, un cajón de sastre donde cabe todo

Incluye cambios en el IVA, IRPF, Sociedades o Transmisiones.

La ley de los REIT, un cajón de sastre donde cabe todo
La ley de los REIT, un cajón de sastre donde cabe todo

El Gobierno ha aprovechado la tramitación del proyecto de Ley de las Sociedades Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi) para incorporar una multitud de cambios fiscales. La norma que regulará las Socimi -vehículos de inversión parecidos a los fondos inmobiliarios que en el mundo anglosajón se conocen como REIT- se ha convertido en una suerte de ley de acompañamiento de los Presupuestos. O en un cajón de sastre que incluye modificaciones, la mayoría de ellas a petición de CiU, en tributos como el IVA, IRPF o Sociedades, entre otros. La próxima semana se aprobará la ley y éstos son los cambios más importantes que incorpora:

Rebaja del IVA. Los alquileres con opción a compra pasarán de tributar del 16% al tipo reducido del 7% en el IVA. A partir de julio del próximo año, será el 8% por la subida de impuestos aprobada en los Presupuestos.

Matriculación de motos. El proyecto de ley de las Socimi incluye una rebaja en el impuesto de matriculación de las motos. Aquellas que no sobrepasen los 100 g/km de emisión de CO2 estarán exentas, el límite actual son 80g/km. Si bien no se modifican los gravámenes, al cambiar los tramos el efecto equivale a una rebaja fiscal. A día de hoy, las motos que superan los 120g/Km de emisión de CO2 tributan al tipo máximo (14,75%). Cuando se apruebe la ley, este gravamen sólo se aplicará en motos que superen los 140g/km.

Consolidación fiscal. Se permitirá tributar en consolidación fiscal en el impuesto de sociedades a una compañía que controle como mínimo el 70% de otra empresa cotizada. Hasta ahora, el umbral se situaba en el 75%. La consolidación fiscal permite a dos o más empresas tributar con una misma base imponible y, así, compensar las ganancias de una compañía con las pérdidas de otra.

Sortear Transmisiones. CiU logró modificar el muy criticado artículo 108 de la Ley de Mercado de Valores, que obliga a tributar por el impuesto de transmisiones patrimoniales (7%) la compra de empresas cuyos activos están constituidos al menos en un 50% por inmuebles. La medida -creada para evitar la interposición de sociedades en operaciones inmobiliarias- dejará de aplicarse a las concesiones administrativas (autopistas y aparcamientos, por ejemplo). Aun así, los expertos fiscales reclaman una reforma de mayor calado.

Préstamos socio-empresa. Los intereses que se originan en un préstamo entre un socio y su empresa no tributan como renta de capital al tipo fijo del 18% en el IRPF. Se consideran operaciones vinculadas y, por tanto, se aplica el tipo marginal, cuyo gravamen máximo es del 43%. Una enmienda de CiU permitirá que los préstamos entre un socio y su empresa puedan tributar como renta de capital. Sin embargo, los Presupuestos de 2010 incrementan el tipo fijo del 18% al 20% para los primeros 6.000 euros de beneficio. Y el resto tributará al 21%.

IVA a plazos. En la tramitación del proyecto de ley de las Socimi se ha incluido una enmienda en el Senado que permitirá recuperar el IVA en las compras a plazos. La legislación actual establece que una empresa puede pedir la devolución del IVA repercutido y no cobrado transcurrido un año desde el devengo del tributo (cuando se ha pagado a Hacienda). Entonces, tiene un plazo de sólo tres meses para presentar la solicitud ante Hacienda. Sin embargo, en las compras a plazos, suele ser habitual que el moroso deje de pagar las cuotas cuando ya ha pasado un año del devengo. Cuando esto ocurre, el empresario no tiene forma de recuperar el IVA. Con la enmienda pactada entre PSOE y CiU, se termina con esta discriminación.

Mejoras en el leasing. Renegociar los arrendamientos financieros (leasing) será más fácil cuando se apruebe el proyecto de ley de las Socimi. Actualmente, las cuotas que paga el arrendatario deben mantenerse igual o aumentar durante el período que dura el contrato de leasing. Tal restricción se eliminará y ello favorecerá la refinanciación de los arrendamientos, ya que se podrán alargar los plazos y, por lo tanto, reducir las cuotas a pagar.

Tasas de residuos nucleares. Incluso el desmantelamiento de las centrales nucleares tiene cabida en la ley que regulará los REIT. El grupo socialista, a instancias del Gobierno, incluyó una enmienda en el Senado que permitirá financiar la gestión de residuos mediante tasas en lugar de pagos directos a la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa).

Un vehículo novedoso que llega en un mal momento

Los REIT, que en España recibirán el nombre de Socimi, son vehículos de inversión especializados en el arrendamiento de inmuebles urbanos y muy populares en Estados Unidos. Se caracterizan por gozar de una ventajosa fiscalidad. En España, los REIT o Socimi tributarán al 18% en lugar del 30% y los dividendos que obtengan los inversores estarán exentos. Este tipo de sociedades están ideadas para permitir que los pequeños accionistas -sin capacidad para participar en operaciones inmobiliarias por sí mismos- puedan invertir en un sector que en los últimos años ha resultado muy rentable. Sin embargo, los tan esperados REIT llegan tarde y en mitad de un profunda crisis en el sector inmobilario.