Bolsa de Nueva York

Las materias primas calientan motores en Wall Street

Preparados, listos, ¡ya! A la espera del pistoletazo de salida de la temporada de resultados empresariales en Estados Unidos, Dow Jones ha celebrado con una subida del 1,37% el nuevo máximo anual de la onza de oro en una jornada carente de datos macroeconómicos.

Todos a comprar. Esta parece haber sido la consigna de los inversores de Wall Street que han optado por continuar con las alzas de la sesión del lunes y aferrarse al optimismo económico y a las buenas expectativas puestas en la temporada de resultados, dado que el mercado espera que las empresas presenten unas cuentas mejores de lo previsto por los analistas. De esta forma, al cierre el selectivo Dow Jones se anotó un 1,37% aupado por las subidas de las materias primas, en especial del oro que marcó un nuevo máximo anual intradía. Por su parte, el S&P 500 subió otro 1,37% y el tecnológico Nasdaq un 1,71%.

La debilidad del dólar favoreció un nuevo máximo anual de la onza de oro en los 1.042 dólares y una nueva excusa para las compras en el mercado, que espera con optimismo el inicio de la temporada de resultados de la mano de Alcoa, que por segunda jornada consecutiva lideró las alzas en el índice Dow Jones en una jornada huérfana de datos macroeconómicos de relevancia.

El mercado recibió con optimismo la subida de tipos de interés de Australia, la primera de las grandes economías que opta por cambiar la trayectoria de su política monetaria. El banco central australiano decidió hoy subir del 3% al 3,25% el precio del dinero.

DOW JONES 23.405,22 3,20%

El fabricante de aluminio ha vuelto a ser el protagonista de la jornada con una subida del 3,50% seguido de Intel, cuyos títulos se revalorizaron un 2,77%. El sector tecnológico se sumó a las alzas generalizadas, de esta forma Hewlett-Packard ganó un 2,04% y Microsoft cerró con unas ganancias del 1,91% después de que la empresa presentara hoy el nuevo sistema operativo Windows Mobile 6.5.

Con todos los valores del Dow Jones en positivo, Boeing ha sido el más castigado por el mercado, ha cerrado plano, tras anunciar retrasos en sus planes de entrega de sus aviones de carga 747-8.

El crudo, en la frontera de los 71 dólares

El barril de Texas de referencia en Estados Unidos cerró la sesión con una subida del 0,66% hasta los 70,88 dólares, lo que impulsó la cotización de las compañías petroleras. Los títulos de Exxon sumaron un 1,6%, mientras que los de Chevron se anotaron un 1,69%.

El encarecimiento del crudo coincidió además con el retroceso del dólar frente el euro y otras divisas, lo que abarata las compras de petróleo y de otras materias primas que se negocian con la moneda estadounidense en los mercados internacionales.