Educación

Gabilondo ve posible que el pacto educativo esté listo a fin de año

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha acelerado los contactos con los partidos políticos para cerrar las bases del Pacto por la Educación antes de que acabe el año. "Las cosas están mejor que hace un mes", admitió.

Angel Gabilondo, nuevo ministro de Educación
Angel Gabilondo, nuevo ministro de Educación

Las convicciones deben mostrarse en los Presupuestos". Con esta frase justificó ayer Ángel Gabilondo, durante la presentación de los presupuestos de su departamento, el fuerte impulso que va a sufrir la partida de becas. El montante destinado a ayudas crece un 3,8%, lo que representa una subida de 51,8 millones. Otra prioridad será asegurar que el gasto en educación no baje del nivel actual (54.000 millones al año), un 5,4% del PIB. "Hemos alcanzado la media europea y ningún Gobierno debería bajar de esa cantidad", señaló.

Estos dos principios también están presentes en el texto que está negociando con los grupos parlamentarios para rubricar un Pacto por la Educación. "Ya hemos mantenido reuniones con PP, CiU y PNV. Nuestro objetivo es finalizar los encuentros la próxima semana y presentar un documento de bases antes de que finalice el año", aseguró Gabilondo, quien afirmó que todos los partidos han mostrado su disposición a favor del pacto. "Las cosas son difíciles, pero también son menos difíciles que hace un mes". Un optimismo que, sin embargo, no le hizo esconder las dificultades para pactar un primer borrador. "No se ha roto ninguna posibilidad, pero no se ha firmado nada aún. La voluntad de los ciudadanos tiene que estar por encima de la política", señaló.

Gabilondo presentó unos presupuestos "austeros y centrados en lo social", que priman el gasto en becas y la adaptación de la universidad al Espacio Europeo de Educación Superior. La dotación a esos dos capítulos crece, frente al descenso que experimentan las transferencias a educación primaria o secundaria, como consecuencia de la progresiva universalización de la gratuidad.

Sin embargo, para la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, la partida presupuestaria es insatisfactoria. En su opinión, no debe "disminuirse ni un solo euro en materia de investigación como ocurre ahora en el proyecto de ley".

La FP estará dotada en la Ley de Economía Sostenible

Una de las cifras que más choca del nuevo presupuesto de Educación es la partida destinada a la formación profesional (FP), que cae un 8% respecto a 2009. Más aún cuando a principios de verano se aprobó un real decreto que pretendía estimular el paso de 8.000 personas con experiencia profesional, pero sin titulación académica, por ciclos formativos de FP.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, señaló que el descenso de la financiación se tornará en incremento cuando salga adelante la Ley de Economía Sostenible. "La formación profesional es uno de los elementos fundamentales para el cambio de modelo productivo y no dudo de que tendrá una partida asignada en el futuro texto", señaló.