Motor

Ssangyong busca un socio estratégico para poder sobrevivir

El presidente del grupo coreano Ssangyong visita España, su mercado exterior más importante, y anuncia que está abierto a alianzas con otros fabricantes y que prevé el punto de equilibrio en el ejercicio 2011.

Ssangyong busca un aliado para poder sobrevivir en la industria del motor como un actor relevante una vez supere su actual concurso de acreedores. El presidente de la compañía, Yoo-Il Lee, aseguró ayer en un encuentro con periodistas celebrado en Madrid que es "necesario" encontrar un socio industrial que les aporte tecnología y les permita abrir nuevos mercados. El ejecutivo surcoreano señaló que tiene "la esperanza" de encontrar a un socio europeo, aunque matizó que "está abierto" a cualquier inversor "sin importar de dónde sea".

El consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, vaticinó el año pasado que el número de grupos independientes iba a reducirse y que iban a prosperar las alianzas. Su propio grupo controla ahora Chrysler. En este lapso, las alianzas entre compañías para aligerar costes se han ido sucediendo, y el siguiente de la lista podría ser la firma asiática.

El antiguo presidente de Hyundai afirmó, no obstante, que el plan de negocio contempla lograr el punto de equilibrio en 2011, si bien "eso no será suficiente para pagar las deudas", lo que hará necesaria la "capitalización desde fuera".

Concurso

La compañía presentó la solicitud para entrar en concurso de acreedores el 9 de enero. En febrero, se puso en marcha un primer plan de reestructuración que conllevaba el despido de más del 30% de la plantilla.

Este plan, sin embargo, tuvo una consecuencia inesperada. Los empleados se pusieron en huelga durante 77 días hasta julio, periodo en el que ocuparon la fábrica de la empresa, lo que paralizó la producción. Este mes, la compañía lanzó la segunda parte de un plan quinquenal que contempla el lanzamiento de un coche nuevo cada año. La empresa seguirá siendo activa en el segmento de vehículos de gran tamaño, aunque poco a poco se introducirán en segmentos más compactos y ecológicos, lo que incluye el lanzamiento de un turismo de los segmentos C o D.

En España, el mercado exterior "más importante" para Ssangyong, según Lee. El responsable de la importación de la marca es el grupo Bergé. El consejero delegado de la filial española, Rafael Saínz, aseguró que la caída de ventas este año se situará entre el 20% y el 25%, un resultado "muy satisfactorio" al bajar menos que el mercado.

La cifra

2.135 son las unidades de modelos de Ssangyong que se han matriculado hasta agosto en España.