Finanzas

Ibercaja entra de lleno en la batalla por el control de CCM

El consejo de administración de Ibercaja autorizó, el pasado jueves, al presidente y al director general para que emprendan las acciones necesarias para participar en el proceso de subasta por la intervenida Caja Castilla La Mancha (CCM). La caja aragonesa se postula como uno de los rivales más duros para BBK.

La partida está a punto de empezar, y los jugadores comienzan a tomar asiento. El primero en hacerlo fue BBK. Su presidente, Mario Fernández, ya avanzó en agosto que estaban interesados en pujar por CCM, intervenida por el Banco de España a finales de marzo.

El pasado jueves, otro de los jugadores que se esperaba, Ibercaja, dio un paso clave para solicitar a UBS -la firma de inversión encargada de la recepción de ofertas- los datos financieros sobre CCM.

El consejo de administración de caja aragonesa autorizó al presidente, Amado Franco, y al director general, José Luis Aguirre, para que Ibercaja reciba la documentación sobre CCM y pueda decidir si realiza una puja formal por la entidad, según explicaron a este periódico fuentes conocedoras de la reunión.

Un día después, ambos directivos se reunían con los delegados sindicales para transmitirles la decisión adoptada por el consejo.

La entidad con sede en Zaragoza contratará los servicios de la consultora PricewaterhouseCoopers, en caso de que decida finalmente realizar una oferta por CCM.

Fuentes oficiales de Ibercaja declinaron comentar esta información.

La otra firme candidata, BBK, explicó el viernes que mantiene su interés por CCM como una de las vías para adquirir mayor dimensión, aunque, por el momento, no ha adoptado ninguna decisión a la espera de recibir más información sobre la situación financiera de la entidad.

El plazo para presentar candidaturas por CCM concluye el 5 de octubre. Las cajas que, una vez recibida las cuentas fiscalizadas de la entidad, decidan seguir adelante deberán cumplir con el pliego de condiciones que ha elaborado la firma UBS. En él hay aspectos como el futuro de la cúpula directiva, el reparto de la obra social, los recortes laborales necesarios, además del dinero que solicitarán del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Cajasol

Otra de las entidades que participarán en esta especie de subasta será Cajasol, según diversas fuentes. De hecho, las mejores situadas para hacerse con CCM no es BBK, como se ha insinuado desde algunos ámbitos políticos, sino la caja sevillana y la aragonesa.

Una fuente conocedora de las negociaciones asegura que la polémica surgida con BBK "perjudica seriamente sus posibilidades.

Asamblea clave

La absorción de CCM por parte de otra caja debe ser aprobada, además de por el Banco de España, por las asambleas de las entidades implicadas. La politización del caso podría suponer una traba para lograr el respaldo de dos tercios de los consejeros generales de CCM.