Crisis del motor

Belloch cree necesaria la "implicación personal" de Zapatero para resolver la situación de Opel

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, cree necesaria la "implicación personal" del presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, para "resolver, coordinar y liderar" la situación actual de Opel.

Belloch hizo estas declaraciones durante su participación en la multitudinaria manifestación convocada por el comité de empresa de Opel en Figueruelas para defender el mantenimiento de los puestos de trabajo de la planta de automoción ubicada en la localidad zaragozana y en contra del plan de producción propuesto por la nueva propietaria, la multinacional austriaco-canadiense Magna.

El alcalde de la ciudad explicó que "nadie tiene que huir de sus responsabilidades, ni el Gobierno español ni el aragonés". Además, afirmó que "todos los aragoneses secundan esta concentración, que supone un paso más para ganar la partida, como ocurrió con las manifestaciones del trasvase del Ebro".

Por su parte, la secretaria general del Partido Popular en Aragón, Rosa Plantagenet, afirmó que, la situación actual de Opel Figueruelas, se debe "a la ausencia y falta de negociaciones que han mostrado tanto el presidente del gobierno de España como el presidente del gobierno de Aragón".

Plantagenet aseguró que "la situación en la que se encuentran los trabajadores de Opel podría haberse evitado si, ambos presidentes, hubiesen hecho bien su trabajo".

La presidenta de Chunta Aragonesista, Nieves Ibeas, apuntó que hay que "pelear para acabar con la incertidumbre en el sector" y hay que evitar perder "la mínima oportunidad de pelear por lo que es nuestro".

También el coordinador general de Izquierda Unida en Aragón, Adolfo Barrena, pidió responsabilidades a José Luis Rodríguez Zapatero y destacó que "habría que haber hecho la manifestación mucho antes" aunque esperan "recuperar el tiempo perdido".

La negociación durará más de dos meses

El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, explicó que "estamos esperando que nos envíen información del plan de Magna" con la intención de "poder trabajar en los despachos, en negociaciones con la empresa sueca y GM".

En este sentido, el consejero de Economía, Alberto Larraz, afirmó que "la negociación será larga y durará, como mínimo, dos meses". El consejero aseguró que "se adelantarán las noticias y la información, pero no las decisiones" ya que Alemania "tiene la mitad de la planta y de los trabajadores de Opel y tenemos que conseguir que sus decisiones, que tanto importan, no sean las únicas que se tengan en cuenta".

El secretario general de Comisiones Obreras en Aragón, Julián Buey, aseguró que, a partir de hoy y hasta que la situación de Opel se resuelva, "se luchará por la viabilidad de Figueruelas a través de todos los medios posibles, para evitar miles de despidos y familias arruinadas".