Tráfico

Francia se dispone a autorizar los peajes urbanos para las grandes ciudades

El Parlamento francés discutirá a partir de la semana próxima una disposición que autorizará a que las zonas urbanas de más de 300.000 habitantes impongan un peaje para la entrada con vehículos, como una forma para combatir la saturación de los centros con todos los problemas que acarrean.

El diario La Tribune publicó hoy que una enmienda presentada por el senador de la mayoría conservadora Louis Nègre para autorizarlo con muchas cautelas cuenta con el visto bueno del Gobierno.

La enmienda, que debería incorporarse a una ley sobre la política medioambiental en trámite parlamentario, establece que sólo podrán poner en marcha estos peajes las aglomeraciones urbanas en las que estén de acuerdo todos los municipios que las componen.

Será necesario, para garantizar "un máximo de transparencia", la realización previa de un estudio sobre el impacto de las restricciones de entrada en el que se tendrán que reseñar todas las alternativas a la circulación existentes (metros, autobuses, tranvías, etcétera).

Además, la autorización final será competencia del Ministerio de Desarrollo, cuyo titular, Jean-Louis Borloo, ha hecho saber que el Ejecutivo "es favorable a todos los mecanismos" que conduzcan al uso del transporte público, pero advierte a las autoridades municipales de que las consecuencias de un peaje superan los límites de la ciudad.

La iniciativa parlamentaria francesa, a la que potencialmente se podrían acoger una veintena de urbes del país, se sustenta en el éxito de las experiencias de otras ciudades europeas de Suecia, el Reino Unido, Alemania o Italia.

Según fuentes del Senado citadas por "La Tribune", "varias grandes ciudades (francesas) han indicado su voluntad de reflexionar muy seriamente sobre sistema del peaje urbano".

La patronal francesa MEDEF también se decantaba por este tipo de dispositivos para la región de París con el argumento de que favorecería la economía y crearía empleos en la medida en que "permite financiar inversiones en infraestructuras".