Tokio

El Nikkei cae un 0,70% hasta los 10.370,54

La Bolsa de Tokio cerró hoy la semana con una caída del 0,70% empujada a la baja por el sector financiero, antes de los cinco días consecutivos en los que no habrá mercado por un largo período festivo en Japón.

El índice Nikkei perdió 73,26 puntos, hasta los 10.370,54 enteros, mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, cedió 0,08 puntos (0,01%) hasta los 939,44 enteros.

Entre las perdedoras de la jornada destacaron las empresas de financiación al consumidor y de metales no ferrosos, mientras avanzaron las empresas de transporte terrestre, banca y productos de caucho.

Takafumi Horiuchi, analista de Mizuho Securities, explicó a la agencia local Kyodo que, "como ya ocurrió ayer, el mercado de Tokio se vio impulsado a la baja por los sectores financiero e inmobiliario".

La noticia de que la empresa de financiación al consumidor Aiful necesitará replantear el pago de su deuda no animó precisamente a los inversores durante la sesión de hoy.

Aiful perdió un 27 por ciento hasta su máximo diario y cerró en los 134 yenes, mientras su rival Takafuji se dejó un 9% hasta los 420 yenes.

El nuevo ministro de Asuntos Financieros, Shizuka Kamei, se mostró además a favor de una moratoria en el pago de la deuda para rescatar a la mediana y pequeña empresa, algo que los inversores vieron como una posibilidad de que afectará negativamente a las firmas prestamistas.

Los grandes bancos, sin embargo, subieron durante la jornada de hoy como Mitsubishi UFJ, que ganó un 2 por ciento, hasta los 529 yenes, mientras su rival Mizuho, líder en volumen y valor de la jornada, se apreció un 1%, hasta los 194 yenes.

Yumi Nishimura, experto de Daiwa Securities, explicó por su parte que los inversores no vieron grandes incentivos debido a que la Bolsa de Tokio estará cerrada hasta el próximo jueves por un largo período vacacional en Japón.