Sistema judicial

El Gobierno dedica 600 millones a modernizar la justicia

El Gobierno pretende solucionar el tradicional problema de la justicia en tres años. El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy un plan al que destinará 600 millones y que contempla el mayor incremento de la historia en el número de jueces y fiscales y la digitalización e interconexión de todos los órganos jurisdiccionales.

Conseguir que la justicia de 2012 no se parezca a la de 2009". Esa es la intención del Gobierno que hoy aprobará un plan 2009-2012 dotado con unos 600 millones y que tiene el objetivo de acabar con el mal funcionamiento y la mala imagen de la justicia. Así lo aseguró ayer el secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo, que recordó que según las últimas encuestas con las que trabajan, el 77% de los ciudadanos no está satisfecho con su funcionamiento.

El denominado Plan Estratégico de Modernización de la Justicia se basa en seis ejes y contempla 106 actuaciones concretas. Conseguir un servicio público de calidad, alcanzar una justicia tecnológicamente avanzada, que mire al ciudadano mediante una colegiación de esfuerzos y la coordinación con la justicia internacional.

El secretario de Estado reconoció que ésta no es la primera vez que se intenta impulsar el funcionamiento de la justicia, pero explicó que ésta es la primera vez que se pretende hacer mediante un esfuerzo colectivo de todos los afectados. Campos aseguró que la actual planta judicial, de 1988, "está obsoleta. Todo el mundo está de acuerdo". Y será una de las cuestiones que se aborden en el nuevo plan. En su reforma trabaja ya un grupo de expertos que deberá presentar sus líneas maestras el próximo mes de febrero.

Pero uno de los proyectos estrella del nuevo Plan Estratégico será la creación de nuevas plazas para jueces, fiscales, secretarios y funcionarios. De hecho, el secretario de Estado aseguró ayer durante la presentación del plan que sería el incremento "más llamativo de la historia y en términos que no se conocían hasta ahora".

Pero el compromiso que hoy anunciará formalmente el Gobierno para la modernización de la justicia con aspectos organizativos, estructurales y tecnológicos contempla precisamente una amplia actuación en este último campo.

Programa Ejis

Porque para que todo el plan funcione se requiere que exista una digitalización y sobre todo una interconexión de los diferentes sistemas que hasta ahora brilla por su ausencia. Además del objetivo de conseguir "papel cero" se trata de interconectar las bases de datos de los distintos órganos judiciales de las comunidades autónomas. El programa Ejis (Estrategia Judicial de Interoperabilidad y Seguridad) será el encargado de lograr la interconexión de los juzgados para agilizar, desatascar y evitar errores.

El plan de modernización contempla, asimismo, la creación de la figura de juez de adscripción territorial que se encargará de las labores de sustitución de jueces en excedencia o en situación de enfermedad en aquellos juzgados de la provincia a la que se le destine.

Un registro civil más avanzado

El plan de modernización de la justicia incluye entre sus diversas actuaciones la modernización de los registros civiles. El secretario de Estado de Justicia, Juan Carlos Campo, reconoció que es una "pieza importantísima" y señaló que dispondrá de una nueva. El texto, que el ministerio de Justicia pretende presentar en unos meses, incluirá por ejemplo la posibilidad de sacar una partida de nacimiento "de una máquina, como se sacan las tarjetas de embarque".