Aniversario

Obama advierte que "algunos siguen ignorando" las lecciones de quiebra Lehman

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió hoy de que en el sector financiero persisten comportamientos de "riesgo" y de que hay quienes "siguen ignorando" las lecciones que llevaron al banco de inversión Lehman Brothers a la quiebra hace un año.

Barack Obama, presidente de los EE UU, en el aniversario de la quiebra de Lehman
Barack Obama, presidente de los EE UU, en el aniversario de la quiebra de Lehman

"No volveremos a los días de comportamientos temerarios y de excesos sin obstáculos que estuvieron en el corazón de esta crisis", advirtió Obama, al tiempo que anunció "fuertes medidas regulatorias", durante su intervención ante el Federal Hall de Manhattan.

El presidente de EE UU, que se dirigió a una audiencia de financieros y legisladores, subrayó que tras las intervenciones de su Administración para ayudar al sector financiero "estamos volviendo a la normalidad. Pero normalidad no significa complacencia".

Advirtió de que "hay quien en el sector financiero está "malinterpretando este momento, y en lugar de haber aprendido las lecciones de Lehamn y de la crisis de la que todavía nos estamos recuperando, han decidido ignorarlas".

Obama subrayó que "se necesitan reglas fuertes para prevenir que de nuevo se produzcan estos riesgos sistémicos", por lo que pidió "a la industria financiera que se sume a este esfuerzo constructivo para actualizar el marco regulador".

"Estamos proponiendo la más ambiciosa revisión del sistema financiero desde la Gran Depresión", dijo el mandatario estadounidense a financieros y legisladores, al tiempo que subrayó que "estas reformas se basan en un principio simple: queremos reglas claras para promocionar la transparencia y la asunción de responsabilidad".

El discurso de Obama, pronunciado en el Federal Hall, un edificio que pertenece al Departamento del Tesoro, que albergó al primer Congreso de Estados Unidos y que se ubica en el corazón del distrito financiero de Manhattan, tiene lugar cuando se cumple un año de la quiebra de Lehman, que precipitó la caída del sistema financiero de este país.

Tras la quiebra de Lehman Brothers el 14 de septiembre de 2008, el Congreso de EE UU aprobó un plan de rescate para el sector financiero que dotó con 700.000 millones de dólares.

La quiebra del gigante Lehman Brothers, que no recibió ayuda de la Administración del entonces presidente, George W. Bush, supuso también la muerte de la gran banca de inversión estadounidense, pues sus otros competidores, Goldman Sachs y Morgan Stanley, se reconvirtieron en bancos comerciales pera evitar una situación similar.

Entre las nuevas propuestas que Obama dio a conocer hoy figura la creación de una agencia de protección al consumidor que, según explicó él mismo, ayudará a cumplir el nuevo marco regulatorio.

"Esta crisis no es solo el resultado de decisiones tomadas por poderosas firmas financieras. También lo es de decisiones tomadas por muchos estadounidenses de abrir cuentas de tarjetas de crédito y firmar hipotecas", que luego, explicó, muchos no pudieron afrontar y cuyos términos contractuales "no se entendían". "La agencia de protección al consumidor proporcionará información clara y concisa, y prevendrá los peores abusos", precisó Obama.