Comercio

Obama prorroga durante otro año las medidas de embargo comercial contra Cuba

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha prorrogado durante otro año las medidas de embargo comercial a Cuba que contempla la Ley contra el Comercio con el Enemigo, informó hoy la Casa Blanca.

"La continuación durante un año de estas medidas referentes a Cuba conviene a los intereses nacionales de Estados Unidos", indica Obama en un memorándum con fecha del 11 de septiembre dirigido a los secretarios de Estado, Hillary Clinton, y del Tesoro, Timothy Geithner. La firma de la medida tiene carácter rutinario y se ha venido prorrogando anualmente.

En este caso, sin embargo, adquiere carácter simbólico porque representa la primera renovación durante el mandato de Obama, que en sus primeros meses en el poder eliminó las restricciones de viaje y envío de remesas de los estadounidenses a sus familiares en la isla.

Con esta firma, Obama señala que continúa la política de embargo a la isla que habían mantenido sus predecesores.

La aplicación a Cuba de las medidas previstas en la Ley contra el Comercio con el Enemigo hubiera expirado hoy de no haberse prorrogado.

Esta ley, que prohíbe que las empresas estadounidenses puedan comerciar con países hostiles, data originalmente de 1917, cuando se aprobó en anticipación de la entrada de EEUU en la Primera Guerra Mundial, pero fue la que se empleó para comenzar el embargo contra el régimen castrista en 1963.

Desde entonces, el embargo se ha reforzado y ampliado mediante otras leyes, como la Helms Burton de 1996.

Cuba es el único país del mundo sujeto a las sanciones de la Ley de EEUU contra el Comercio con el Enemigo, después de que en 2008 la Administración del presidente George W. Bush optara por no renovar la aplicación de la medida a Corea del Norte en respuesta al acuerdo de Pyongyang para divulgar detalles de su programa nuclear.

La decisión de Obama de renovar las sanciones se produce pese a llamamientos de organizaciones pro derechos humanos como Amnistía Internacional, que a principios de este mes instó al presidente estadounidense a repudiar esa medida y dar así "el primer paso para desmantelar el embargo de EEUU contra Cuba".