Energía

Tres firmas pujarán por la gestión del fondo del déficit de la tarifa eléctrica

Tras la publicación el 9 de septiembre del pliego de condiciones para optar a la gestión del fondo de titulización del déficit de tarifa, tres gestoras, al menos, se han puesto manos a la obra para presentar sus ofertas: Titulización de Activos (TdA), Ahorro Corporación e Intermoney. El plazo de presentación acaba el jueves.

La comisión interministerial del déficit de tarifa integrada por representantes de Economía e Industria que aprobó Consejo de Ministros el 31 de julio publicó la semana pasada dos resoluciones: la primera, para nombrar el comité de seguimiento de la futura gestora del fondo de titulización del déficit y, la segunda, con el pliego de condiciones para optar a dicha gestión. Según dicho pliego, el plazo máximo de entrega de ofertas termina a las 14 horas del jueves, día 17.

Por el momento, tres sociedades, que ya habían manifestado en su día interés ante el Ministerio de Industria, están preparadas para concursar. Se trata de Titulización de Activos (TdA); Intermoney y Ahorro Corporación. Aunque no se descarta que algún banco acuda también al concurso, a través de sus sociedades gestoras de fondos, en general, las entidades prefieren financiar la deuda del déficit, que tendrá por primera vez garantía del Estado. En principio, nada impide a los bancos aspirar a gestionar dicho fondo, si bien, es probable que si desempeñan este papel no puedan después ser financiadores. En el Gobierno hay quien considera que no es correcto que si una entidad organiza las subastas del déficit pueda al mismo tiempo acudir a las mismas.

Por el momento, el pliego de condiciones establece que podrán optar a la designación "las sociedades gestoras que se rijan por lo dispuesto en el real decreto 926/1998, de 14 de mayo" por el que se regulan los fondos de titulización y sus gestoras.

Los bancos tienen más interés en financiar que en gestionar una deuda, que avalará el Estado

En cuanto a los criterios de selección, las condiciones técnicas de los aspirantes puntuarán un 85% y las ofertas económicas, el 15%. En el primer caso, se tendrá en cuenta sobre todo la posición en el mercado de la gestora, el equipo de trabajo que presente y los métodos y estrategias del proceso de titulización del fondo.

En la designación, la comisión interministerial (integrada por el director de la Energía, el director del Tesoro y tres subdirectores de Economía e Industria) estará asesorada por representantes de la Comisión de la Energía (CNE), la CNMV y el ICO. También la CNE y la CNMV participarán en el comité de seguimiento de la futura gestora con voz pero sin voto.

Las empresas, impacientes

Las empresas eléctricas, especialmente Endesa e Iberdrola, que financian el 80% de la desviación tarifaria, confían aún en que la deuda se pueda colocar antes de finales de año. Sin embargo, el proceso podría dilatarse hasta el primer trimestre de 2010, ya que aún falta que la comisión interministerial determine los derechos que las empresas ceden, el precio y los instrumentos públicos (letras, pagarés..) a través de los cuales se colocará la deuda. Una de las incógnitas es el tipo de interés que los consumidores tendrán que pagar a las entidades que financien su deuda de la tarifa. Desde el año 2000 se ha acumulado un déficit de casi 14.000 millones, de los cuales, casi 12.000 millones están pendientes de cobro por las eléctricas (se paga de forma aplazada en la factura de la luz) y, a su vez, de éstos, unos 6.000 millones forman parte del pasivo de las empresas eléctricas, pues la CNE no consiguió subastarla, algo que intentó en varias ocasiones, debido a la crisis de los mercados.

La solución, reclamada por las empresas, llegó de la mano del real decreto ley de medidas energéticas que convalidó en mayo por el Congreso, y que otorga el aval del Estado al déficit de tarifa. Según el texto legal, este año se podrán avalar hasta 10.000 millones de euros y, en los próximos ejercicios, se podrían aprobar nuevos avales.

Un director general con mucha "energía"

La toma de posesión del nuevo director general de la Energía, Antonio Hernández, que se celebró la semana pasada en la sede del Ministerio de Industria, reunió, como es habitual en este tipo de actos, a lo más granado del sector energético. En él hubo representantes del sector eléctrico, del gas, del petróleo, así como de las patronales y del regulador energético, entre otros.

A todos los presentes les llamó la atención uno de los comentarios del nuevo director, quien dijo no saber nada de energía, pero sí estar "lleno de energía" para enfrentarse a su nueva tarea. Este "no saber" ha sido esgrimido como un gran activo por el titular de Industria, Miguel Sebastián, y su equipo energético encabezado por el secretario de Estado, Pedro Marín, al entender que, de esta manera, será más difícil de "capturar" por las empresas y sus lobbies.

Una apreciación discutible, según fuentes empresariales, que temen que el desconocimiento del director pueda demorar las medidas pendientes, la más importante, la titulización del déficit.

En este punto, algunas empresas eléctricas dicen confiar en Hernández, también teco (técnico comercial del Estado), como su antecesor, Jorge Sanz, porque llegó a ocupar el cargo de subdirector general adjunto de Deuda Pública y de Legislación y Política Financiera en la Dirección General del Tesoro. Eso sí, en los primeros Gobiernos del PSOE.

Y es que el Tesoro tendrá un papel primordial en el diseño de las condiciones de la titulización del déficit de tarifa, una deuda de los consumidores con las eléctricas, que va a contar, por primera vez, con el aval del Estado.

Además de resolver la titulización del déficit, el equipo energético de Industria tiene varios frentes abiertos, especialmente, en el sector del régimen especial (como la preasignación de instalaciones eólicas, fotovoltaicas y termosolares), así como la nueva ley de economía sostenible, en la que se establecerá, según avanzó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la vida de las centrales nucleares.

La cifra

6.000 millones es el déficit de tarifa que financian las eléctricas y está pendiente de titulizar. Si bien, una parte está reconocida de antemano y otra no.

Fe de errores

La sociedad que opta a gestionar el déficit de tarifa es Intermoney Titulización (IM Titulización) no Intermoney.