Crisis del 'ladrillo'

Las franquicias inmobiliarias y de servicios financieros pierden 3.000 empleos hasta julio

Las franquicias inmobiliarias y de servicios financieros perdieron un total de 2.917 empleos hasta julio, al tiempo que desparecieron 767 establecimientos y doce enseñas operativas, como consecuencia del actual escenario de crisis económica, según informó hoy la Asociación Española de Franquiciadores (AEF).

En concreto, el número de trabajadores en inmobiliarias se situó en 5.656 hasta julio, lo que supone un descenso del 25% respecto a los 7.544 empleados al cierre del ejercicio pasado, mientras que el número de establecimientos se redujo un 21%, al pasar de 2.048 locales a 1.616, y el número de enseñas pasó de 34 a 26.

El sector de servicios financieros, por su parte, perdió 1.029 empleados, hasta contabilizar 4.324 a 31 de julio, al tiempo que redujo sus establecimientos un 17%, al pasar de 1.912 a finales de 2008 a 1.577 hasta julio, y cerró cuatro enseñas.

Otros sectores que se han visto afectados por la crisis, aunque en menor manera, fueron las tiendas especializadas y dietética y parafarmacia, con dos enseñas menos cada sector, y las agencias de viajes, moda infantil y juvenil y servicios de asesoría, con una menos respectivamente.

En su conjunto, los empleados de las franquicias en España descendieron un 0,9% en el primer semestre, hasta las 233.866 personas, lo que supone 2.063 empleos menos frente a los 235.929 contabilizados al cierre de 2008.

En total, el número de franquicias se situó en 895, lo que supone 20 enseñas más de las que operaban a finales de 2008, mientras que el número de establecimientos cayó un 0,9%, al desaparecer 551 centros, y situarse en los 57.794 actuales.

A pesar de las bajas en los sectores más afectados por la crisis, han surgido 39 nuevas franquicias a 31 de julio. "Es lógico dada la conyuntura actual, que los negocios más afectados tengan que ver con el sector inmobiliario y financiero, sin embargo, no debemos olvidar que han surgido el doble de enseñas de las que han desaparecido, y eso es también un dato significativo", subrayó el presidente de la Asociación Española de Franquiciadores, Xavier Vallhonrat.

Por comunidades autónomas, Madrid se sitúa a la cabeza con 291 enseñas (tres más que el año pasado), seguida de Cataluña con 241 (cinco más), Valencia con 95 (tres más) y Andalucía con 86 (cuatro más que en 2008). Estas cuatro comunidades aglutinan el 79,7% de las centrales franquiciadoras en España.

En cuanto a la procedencia de las enseñas, Francia y Estados Unidos encabezan el ranking, aunque Italia es el país que más marcas ha introducido recientemente en España con cuatro nuevas, al pasar de 26 a 30, mientras que Andorra, Corea del Sur y Noruega implantan por primera vez una en España.

Según los últimos datos de la AEF, las franquicias españolas facturaron 25.734 millones de euros en 2008, lo que supone un aumento del 3,8% respecto a 2007.