'Telecos'

Vivendi ofrece 2.000 millones por controlar la brasileña GVT

El grupo francés de telecomunicaciones y ocio Vivendi ha llegado a un acuerdo con los principales accionistas de la operadora brasileña GVT para lanzar una opa de 2.000 millones de euros sobre la compañía. Algunos analistas entienden que Telefónica puede responder con una contraoferta para defender su cuota en Brasil.

Vivendi ha alcanzado un acuerdo con los principales accionistas de la operadora brasileña GVT para lanzar una oferta amistosa de compra sobre el 100% de la compañía, valorada en 5.400 millones de reales (unos 2.000 millones de euros), informó la multinacional.

El pacto suscrito con Swarth Group y Global Village Telecom, fundadores y accionistas de referencia de GVT, contempla el lanzamiento de una opa amistosa bajo determinadas condiciones a un precio de 42 reales brasileños por acción (15,8 euros). La oferta de Vivendi está condicionada a la adquisición de al menos el 51% de las acciones de GVT. Los accionistas de referencia de la brasileña se han comprometido a vender al grupo francés un mínimo del 20% del capital social de GVT, así como a votar a favor del levantamiento de los mecanismos legales antiopa con los que cuenta la empresa.

La entrada en Brasil se ajusta a la estrategia del consejero delegado de Vivendi, Jean-Bernard Levy, que busca posibilidades de crecimiento en países emergentes. Levy afirmó que el acuerdo impulsaría el beneficio del grupo a partir del año que viene y que no impactaría en el rating crediticio de Vivendi o su política de dividendo. Sin embargo, algunos analistas dijeron que Telefónica, que ya tiene una presencia mayoritaria en Brasil, o algún otro operador podrían también estar interesados en la compañía. "Telefónica podría hacer una contraoferta por GVT y creemos que encajaría mejor (que Vivendi)", dijo Polo Tang, analista de UBS, en una nota a inversores.

VIVENDI 25,05 0,52%

Telefónica, cuyo portavoz declinó comentar al respecto, comparte con Portugal Telecom el control de Vivo, la primera compañía móvil brasileña. La compañía española también controla Telesp, la segunda operadora de telefonía fija de Brasil que opera en el rico estado de São Paulo.

El grupo Telefónica tiene una cuota de mercado del 31% en Brasil, según UBS. El grupo de telefonía fija e internet GVT tiene solo un 4%, con 2,3 millones de clientes, aunque crece con rapidez.

Vivendi dijo que Swarth Group y Global Village Telecom -accionistas de control en GVT- han acordado venderle hasta un 20% de sus acciones.

La operación también necesita la aprobación del consejo e Vivendi y a llevar a cabo el proceso de due diligence que deberá estar finalizado antes del 16 de octubre.

Las acciones de Vivendi cedieron el 2,40% ayer, hasta alcanzar 19,5 euros por acción. Mientras, las de GVT llegaron a subir durante la sesión un 17%, hasta 42,5 reales, ligeramente por encima del precio de opa lanzada por Vivendi.

Un negocio con buenos márgenes

El presidente de Vivendi rechaza que el grupo francés esté llegando tarde a Brasil, donde ya hay grandes operadores dominantes.

"GVT es un negocio de telefonía fija, no móvil", explicó. "Tiene un modelo de negocios que es muy atractivo debido a que no depende del operador histórico de ninguna manera", agregó.

Por esa razón es un negocio muy rentable, dijo, y añadió que generaba márgenes de ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) de cerca del 38%.