Proyecto Movele

Los coches eléctricos no pagarán el estacionamiento regulado

Los vehículos eléctricos quedarán exentos del pago por aparcar en las zonas de estacionamiento regulado en Madrid y Sevilla, según anunciaron hoy los alcaldes de ambas ciudades durante la presentación del 'Proyecto Movele', al que se han adherido inicialmente Madrid, Sevilla y Barcelona, y que persigue impulsar el desarrollo del coche eléctrico en España.

El ministro de Industria junto con los alcaldes de Madrid y Barcelona
El ministro de Industria junto con los alcaldes de Madrid y Barcelona

Sebastián presentó hoy la ratificación de los acuerdos del proyecto Movele de impulso a los coches eléctricos con los alcaldes de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón; de Barcelona; Jordi Hereu; y de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín.

El titular de Industria aseguró, en dicho acto, que la estrategia de potenciación del coche eléctrico es una "cuestión de Estado, alejada de la confrontación política", por lo que propuso a todos los partidos políticos, "especialmente al PP", un diálogo por su implantación en el proyecto de Pacto por la Energía, formulado por Rodríguez Zapatero.

Asimismo, Sebastián anunció que el coche eléctrico, cuyo precio oscilará entre los 750 y los 20.000 euros, será uno de los referentes en la próxima Ley de Economía Sostenible que el jefe del Ejecutivo anunció como una de las prioridades en lo que queda de legislatura.

Notable reducción de la dependencia del crudo

Según ha precisado Sebastián, si todos los coches que circularan por España fueran eléctricos, el ahorro en la factura petrolífera anual sería de unos 11.000 millones de euros y la dependencia energética española del crudo se reduciría en 20 puntos.

En el transcurso del acto, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha pedido una fiscalidad automovilística "directamente orientada hacia los niveles de contaminación, con las máximas desgravaciones para los vehículos de bajo poder contaminante".

En esta línea, ha anunciado que desde primeros de año, los aparcamientos regulados serán en Madrid gratuitos para los coches eléctricos.

Ruiz-Gallardón se ha comprometido a poner en los próximos 18 meses, 280 nuevos puntos de recarga -actualmente existen 36 en Madrid-, y estarán ubicados, a partes iguales, en superficie y subterráneos en los aparcamientos de concesión municipal, lo que supondrá una inversión de 1,4 millones de euros.

Por su parte, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha recordado la tradición automovilística de Barcelona para pedir la implicación de la industria asentada en la zona en la producción del coche eléctrico.

Hereu ha apuntado que en Barcelona actualmente existen cinco puntos de carga para coches eléctricos, pero con el plan Movele pasarán a 200 puntos y ha apuntado que es inminente la limpieza de las calles con mas de 263 vehículos eléctricos, lo que ha calificado como un "cambio fundamental" porque significa que la ciudad empieza a "testar desde los servicios básicos" la implantación de nuevas energías.

Tras señalar que en estos momentos tienen un "autobús híbrido" con dos motores eléctricos, ha comentado la necesidad de que la movilidad motorizada en el futuro sea "menos contaminante y menos ruidosa", suponiendo una mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteiserín, ha anunciado que en su ciudad se van a instalar 75 puntos de recarga para los vehículos eléctricos y ha dicho que "no se trata de una iniciativa aislada" ya que su política fiscal municipal contempla bonificaciones de hasta el 75% en el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, para los híbridos o los que utilicen energía renovables.

Sánchez Monteiserín ha asegurado que el transporte público y la bicicleta se han convertido en un medio habitual de transporte por los ciudadanos de Sevilla, y ha precisado que se han construido 140 kilómetros de carriles bici, y cuentan con 250 estaciones para el alquiler de bicicletas públicas.

Por tanto, con los convenios ratificados hoy se prevé la implantación de 546 puntos de recarga en Madrid, Barcelona y Sevilla, con una inversión en las instalaciones superior a los 2,5 millones de euros, de los que más de un millón será aportados por el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE).

Proyecto Movele

El Proyecto Movele, incluido en el Plan Integral de Automoción, se ha marcado como primer objetivo la introducción de 2.000 coches eléctricos de diferentes segmentos en las ciudades españoles entre este año y el que viene.

Las ayudas que contempla el plan se elevan a 10 millones de euros, desglosados en 8 millones para la compra de vehículos, 1,5 millones para la creación de infraestructuras y 500.000 euros para asistencia técnica.