Industria automovilística

El gobierno alemán descarta prácticamente que GM venda Opel a Magna

El Gobierno alemán descarta ya prácticamente que el Consejo de Administración de General Motors (GM) venda su filial europea Opel al fabricante austríaco-canadiense Magna, el inversor por el que apostaba firmemente la Cancillería.

Fuentes de la coalición gubernamental alemana consideran "improbable" que en la reunión del nuevo Consejo de Administración de GM que se celebra hoy y mañana en Detroit haya un acuerdo favorable a la postura alemana.

En declaraciones a la agencia de noticias alemana "Dpa", una fuente cercana a las negociaciones señaló que General Motors ha dejado entrever a Berlín que en estos momentos sólo contempla dos opciones: quedarse con Opel o aplazar la decisión.

GM, que en principio pretendía desprenderse de su negocio europeo, pero que desde que fue adquirida mayoritariamente por el estado de EEUU ha experimentado una buena evolución de sus negocios, no tiene prisa por tomar una decisión, pues el crédito puente del Gobierno alemán a Opel todavía no se ha agotado.

Según informaciones del ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, el crédito de ayuda inmediata de 1.500 millones de euros alcanza por lo menos hasta enero, por lo que, según fuentes de GM, es poco probable que haya una decisión antes de las elecciones generales alemanas del próximo 27 de septiembre.

Sobre la mesa de GM se encuentra, al menos formalmente, una oferta de Magna y otra del inversor belga RHJI, filial del fondo estadounidense Ripplewood.