Alianza estratégica

El pacto de Telefónica y China Unicom será exclusivo sólo frente a los grandes rivales

Telefónica no se ha cortado las posibilidades de crecimiento en su alianza con China Unicom. Las socias han firmado un pacto de exclusividad, que impide invertir en otra operadora, pero sólo ante los grandes rivales de cada una. La española, por tanto, tiene el campo abierto para elevar su capital en Telecom Italia, por ejemplo.

Los abogados de Telefónica y China Unicom han hecho horas extras en los últimos días para atar todos los cabos de la alianza estratégica firmada entre ambas. El resultado es una relación en la que todas las posibilidades están previstas y los movimientos tasados. Incluso los que las socias no hagan entre ellas.

Y es que Telefónica y China Unicom han decidido darle cierta exclusividad a su acuerdo, pero al menos la operadora española no se ha atado demasiado las manos. Por eso, la restricción que han firmado las compañías para abrir su capital o invertir en otras empresas de telecomunicaciones se limita a las grandes rivales de cada una de ellas. Eso significa que Telefónica tiene vedado cualquier acuerdo con China Mobile y China Telecom, las competidoras de Unicom, pero puede seguir adelante con alianzas con cualquier otra.

Esa salvedad permite a la operadora española aumentar su participación en Telecom Italia, en caso de que el Gobierno del país lo permitiera, o en una nueva adquisición que quiera acometer.

TELEFÓNICA 5,36 -6,03%

China Unicom lo tiene más difícil. Según fuentes conocedoras del acuerdo, los grandes rivales que estarían relacionados con Telefónica son todos aquellos donde la española tiene presencia. La firma asiática, por tanto, tiene imposibilitado el acceso a Vodafone, France Télécom, Deutsche Telekom, Hutchison, KPN, TeliaSonera, Telmex o América Móvil.

El acuerdo también obliga a las socias a mantener las participaciones recíprocas durante el plazo de un año. Tras el acuerdo de cruce accionarial, que supone una inversión de 700 millones de euros cada una, Telefónica llegará al 8,06% de China Unicom y ésta al 0,9%, aproximadamente, de la española. Sin embargo, la alianza estratégica firmada entre ellas va más allá de este plazo y contempla tres años de relación como mínimo, según el documento del acuerdo, al que ha tenido acceso este diario.

Transcurrido ese periodo, la alianza será automáticamente renovada por un año más, salvo que una de las compañías comunique con seis meses de antelación y por escrito su deseo de romper el entendimiento.

Pero eso no quiere decir que el acuerdo sea inamovible hasta dentro de tres años. El pacto estipula varias circunstancias que provocarían la cancelación anticipada de la alianza, como que Telefónica venda acciones hasta quedarse por debajo del 5% del capital de China Unicom. Lo mismo sucederá si la operadora asiática reduce su capital en la española a menos del 0,5%.

En todos los supuestos, el plazo mínimo de preaviso para romper la relación es de 30 días. Lo mismo se estipula si una de las partes comete una violación de la alianza.

El único caso en que no es necesario un preaviso es si se produce un cambio de control en una de las compañías que no sea fruto de una reestructuración interna. La alianza estratégica terminará "con efectos inmediatos", según el pacto.

En cualquier caso, estas condiciones regirán cuando la alianza sea un hecho, porque ahora no lo es. Las dos empresas tienen que resolver los problemas legales antes del 7 de noviembre para que el acuerdo siga adelante. Telefónica debe decidir todavía si amplía capital o da entrada a China Unicom con acciones de autocartera. Dispone de 15 días para ello.

La cifra

700 millones de euros es la inversión que hará Telefónica para elevar su capital en China Unicom. La asiática pagará lo mismo por entrar en la española.

Alierta destaca las sinergias del acuerdo

El presidente de Telefónica, César Alierta, destacó ayer la generación de sinergias y la repercusión positiva para los accionistas que tendrá el acuerdo con China Unicom. "Estamos muy satisfechos de esta alianza estratégica, ya que pasamos a ser socios además de aliados", aseguró, en declaraciones remitidas por la operadora. Al mismo tiempo, destacó el alcance del pacto, que aúna fuerzas de dos compañías que suman 550 millones de clientes, "prácticamente el 10% de la población mundial".

Y esta escala, añadió, es la que permitirá a Telefónica "tener muchas sinergias que van a repercutir evidentemente en la cuenta de resultados de las dos compañías". La alianza también será "provechosa" para los clientes de las firmas, que tendrán acceso a mejores "aplicaciones, servicios, contenidos y plataformas". Todo ello, "ha de repercutir favorablemente en los accionistas de China Unicom y Telefónica", concluyó el ejecutivo.

Así lo interpretó ayer la Bolsa, que premió a las protagonistas de la alianza con subidas superiores al 2% en un día alcista para los mercados.

La que más subió fue China Unicom, que se revalorizó un 2,98% ayer en la Bolsa de Hong Kong, tras haber experimentado un alza similar el viernes. La subida de Telefónica fue del 2,07%.