Crisis

Obama recuerda que "aún queda mucho hacer" pese a la mejora de la economía

El presidente de EE UU, Barack Obama, recordó hoy que, aunque la situación económica mundial ha comenzado a mejorar, "la labor aún está lejos de haberse terminado".

En un comunicado distribuido hoy por la Casa Blanca, Obama asegura que las medidas adoptadas el último año en el G20 han contribuido a "impedir una catástrofe económica mundial".

Como consecuencia, apunta, la producción industrial se ha estabilizado o crece, el comercio mundial se amplía y las tensiones en los mercados financieros han disminuido.

La cumbre de Pittsburgh de los próximos 24 y 25 y en la que Obama será anfitrión, representa "una importante oportunidad para continuar la dura labor que hemos acometido para afrontar la crisis económica mundial y renovar la prosperidad para nuestros pueblos", señala.

En esa reunión, opina el presidente estadounidense, los líderes de las principales economías del mundo "evaluaremos los progresos logrados, examinaremos qué más hace falta hacer y debatiremos cómo se puede colaborar para sentar las bases de un crecimiento económico equilibrado y sostenible".

Pese a los logros, considera Obama, "debemos recordar que nuestra labor está lejos de haberse terminado" y recuerda que continúa la pérdida de empleo, por lo que las principales economías del mundo tienen la "responsabilidad de colaborar al tiempo que ponemos en marcha las normas que impidan que se repita este tipo de crisis".

"Debemos establecer un camino para el crecimiento sostenible que se aleje de los desequilibrios del pasado. Esa será una de las claves en el programa del G20 para el futuro y la cumbre de Pittsburgh puede ser un importante hito en estos esfuerzos", destacó el presidente.