Política

El pleno del Congreso rechaza la propuesta del PP de bajar Sociedades a las pymes

El pleno del Congreso rechazó hoy la proposición de Ley del grupo parlamentario del PP para rebajar el impuesto de sociedades del 25% actual al 20% con el fin de incentivar la fiscalidad de las pequeñas y medianas empresas y promover el trabajo de los autónomos.

La iniciativa fue rechazada por el PSOE, ERC-IU-ICV y BNG, mientras que CiU, UPyD y CC votaron a favor y el PNV se abstuvo.

El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, defendió una rebaja del impuesto de sociedades para las pymes del 25% al 20% porque lo consideró "esencial" para salir de la crisis y exigió al Gobierno que "rectifique" y "apueste por los emprendedores, que son la fuente de riqueza."

Advirtió de que el pueblo español entiende que la solidaridad empieza por tener un puesto de trabajo y tener capacidad de renta y acusó al Ejecutivo de tener una "voracidad presupuestaria sin límites" al "tirar de la chequera de los españoles" y rozar un déficit público "que da vértigo".

En el mismo sentido, el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre argumentó el voto favorable de su grupo a esta iniciativa porque dijo que supone "dar un signo de confianza a los emprendedores con grandes dificultades de financiación" y generaría "inversión y puestos de trabajo".

Llibre recordó la propuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el último debate sobre el Estado de la Nación en el que anunció una rebaja del impuesto de sociedades para las pymes que mantengan sus plantillas y le instó a "cumplir esta promesa inmediatamente", pero "ampliada a todas las pymes, sin límites ni cortapisas".

Por su parte el portavoz de ICV, Joan Herrera, criticó la propuesta de rebaja fiscal a las pymes porque aseguró que las bajadas de impuestos deben ser "concretas" para aquellos que "sí están haciendo los deberes" y deben ir dirigidas hacia una fiscalidad ambiental y "sostenible".

Dijo que la salida de la crisis debe ser solidaria, lo que significa "que las rentas más altas tributen más", y criticó que el Gobierno "no esté en el camino de una economía verde" que grave por ejemplo el cambio de uso del suelo, las emisiones de CO2, o las bolsas de plástico.

El diputado del PNV Pedro Azpiazu defendió la abstención de su grupo parlamentario asegurando que lo primero que hay que hacer es afrontar la actual crisis económica recuperando el empleo.

Señaló que "lo que interesa es que el empleo aumente y las empresas vuelvan a tener beneficios, y la iniciativa del PP no es la mejor manera".

Desde el BNG la diputada María Olaia Fernández Dávila argumentó su voto en contra en que incentivar a nuevos desempleados para que se constituyan en autónomos sería una medida "limitada en su utilidad", ya que también se está perdiendo empleo en el sector de los autónomos.

También consideró que no es "oportuno" reducir el impuesto de sociedades y que lo "aconsejable" sería una armonización de este impuesto entre los estados miembros de la Unión Europea, para evitar la competencia fiscal.

Por su parte, la diputada del grupo socialista Montserrat Colldeforns denunció que el PP quiera "que sean las grandes empresas las que tributen menos" y dijo que "utiliza la crisis y las pymes como excusa".

Criticó la "irresponsabilidad" del PP con esta iniciativa porque dijo que la rebaja de impuesto de sociedades propuesta por los populares supondría una pérdida de recaudación para el Estado de más de ocho mil millones de euros, "siete veces lo que va a costar extender al 1 de enero las ayudas a los parados que se han quedado sin retribución", apostilló.