Contrato

Cintra se adjudica una autopista en Texas por 2.800 millones de euros

Cintra ha cerrado definitivamente la adjudicación del proyecto de construcción y posterior explotación durante 52 años de la autopista LBJ- 635 de Texas (Estados Unidos), un proyecto valorado en 4.000 millones de dólares (unos 2.800 millones de euros), informó hoy la filial de Ferrovial.

Se trata de la quinta autopista que la compañía consigue en Estados Unidos. La vía cuenta con 27,2 kilómetros de longitud en la zona metropolitana de Dallas.

Cintra resultó el pasado mes de febrero adjudicatario preferente de este proyecto, que el Estado de Texas le adjudica ahora definitivamente. Su ejecución queda ahora pendiente del cierre de la financiación por parte de la empresa, a la que el Estado texano ha acordado contribuir con 445 millones de dólares (unos 313 millones de euros).

Del importe total del proyecto, unos 2.000 millones de dólares (unos 1.400 millones de euros) corresponden al diseño y construcción y otros 1.500 millones de dólares (unos 1.000 millones de euros) a los posteriores trabajos de mantenimiento y gestión.

La filial del grupo Ferrovial se ha hecho con esta autopista a través de un consorcio que lidera con una participación mayoritaria, y que completan Meridiam Infraestructure y el fondo de inversión del fondo de pensiones de la policía y los bomberos de Dallas.

El contrato incluye la reconstrucción, explotación y mantenimiento de los carriles existentes (sin peaje) de la vía, y la construcción de nuevos carriles de peaje en las autopistas IH-635 e I-35E para aportar capacidad adicional.

El proyecto, que tiene como objetivo aliviar la congestión de uno de los corredores más concurridos de Texas, es considerado por este Estado como el proyecto mixto de carriles gratuitos y de peaje "más amplio y complejo del país".

Está previsto que la construcción de la vía arranque a mediados de 2011, con el fin de que esté operativa en 2016.

Con este contrato, la cartera de autopistas de Cintra queda integrada por 26 autopistas, repartidas en España, Portugal, Grecia, Irlanda, Polonia, Chile, Canadá y Estados Unidos. La compañía logra definitivamente esta adjudicación en tanto está en trámites para fusionarse con su matriz Ferrovial