Inmobiliario

Nozar afronta una semana decisiva para evitar el concurso

El grupo Nozar afronta en los próximos días una negociación decisiva para evitar en última instancia la entrada en concurso de acreedores. Según fuentes del sector, la compañía cuenta hasta el próximo 11 de septiembre para lograr un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda y, en caso de no conseguirlo, se vería abocada al concurso.

A mediados de pasado mes de mayo, el grupo Nozar, acogiéndose a la recientemente reformada Ley Concursal, comenzó los trámites necesarios para solicitar su entrada en concurso ante la posibilidad de que la banca se niegue a refinanciar su deuda, cercana a los 700 millones de euros.

Nozar comunicó entonces al Juzgado que había "iniciado negociaciones con sus acreedores para conseguir la adhesión de los mismos a una Propuesta anticipada de Convenio para el caso de que no se puedan culminar con éxito las negociaciones de la citada refinanciación de la deuda actual de la sociedad", según informó la empresa inmobiliaria.

La maniobra, que se concretó en el envío de una carta al juzgado, permitía entonces a la compañía blindarse durante cuatro meses ante cualquier intento de promover una intervención judicial por parte de sus acreedores. El plazo acaba el próximo 11 de septiembre.