Filial

Santander prevé aumentar un 30% su red de sucursales en Brasil en 4 años

La filial brasileña del Santander tiene previsto abrir 600 sucursales en ese país en los próximos cuatro años y aumentar así su red en cerca de un 30%, con el fin de convertirse en el primer banco "de servicios completos" de esa nación.

Así lo asegura el tercer mayor banco privado en Brasil en una documentación remitida a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos.

"Planeamos la apertura de 600 nuevas sucursales para 2013 en nuestra fortalecida área del sur y el sureste brasileños, así como en otras regiones donde tenemos una masa crítica" de clientes, explica la entidad, que planea sacar a bolsa el 15 por ciento de su capital a través de una oferta pública de venta de acciones en EE.UU. y Brasil.

Con esas aperturas, el banco aumentaría en un 28,7 por ciento la red de sucursales que tenía a 30 de junio de 2009, cuando contaba con 2.091 establecimientos en Brasil, además de 1.521 pequeñas oficinas ubicadas en las instalaciones de empresas que son sus clientes.

SANTANDER 4,17 -1,20%

"Trataremos de mejorar y ampliar los canales de distribución para nuestros productos a través de nuestra red tradicional de sucursales, así como de vías alternativas de márketing y venta directa", explica la institución, que al final del pasado junio tenía 18.203 cajeros automáticos en ese país.

En la documentación remitida a la SEC, el banco detalla que el 70 por ciento del dinero que saque con la oferta pública de venta de acciones lo invertirá en infraestructuras (incluida la apertura de sucursales y de cajeros automáticos) y en financiar operaciones de crédito.

Otro 20 por ciento lo utilizarán para mejorar sus estructuras de financiación y el 10 por ciento restante para aumentar su capital.

"Nuestro objetivo es ser el primer banco de servicios completos en Brasil en términos de ingresos, rentabilidad y reconocimiento de marca, así como por satisfacción del cliente y fuerza de trabajo", asegura.

Para ello, tratará de aumentar su negocio hipotecario en Brasil, dado "el déficit inmobiliario" del país, buscar vías para mejorar sus márgenes operativos, mantener una "disciplina inversora" en áreas que puedan aportar una mejora en la gestión de los clientes y un aumento de los ingresos, y detectar sinergias con Banco Real, entidad que adquirió en 2007.

"Nuestra integración ya ha mostrado una significativa reducción de costes y creemos que aún hay posibilidades de reducir aún más los gastos operativos", añade el banco.

En los próximos años se propone igualmente ampliar los servicios prestados a las multinacionales con presencia en Brasil y a las empresas nacionales con operaciones en el extranjero, con el apoyo de la presencia internacional del grupo bancario español.

"Esperamos beneficiarnos de la fuerte posición que tiene el Grupo Santander en el mercado como un agente clave en el sector mundial de la banca", asegura la entidad en la documentación presentada a la SEC.

El banco también pretende ampliar los servicios de banca comercial entre sus clientes, ofrecer facilidades para la financiación de automóviles y aumentar su cuota de mercado con la oferta de "productos bancarios innovadores" y de aquellos con mayor potencial de crecimiento en Brasil, como "tarjetas de crédito y seguros".