Petrolera

El juez del caso Chevron denuncia una "trampa" en las acusaciones de soborno

Juan Núñez, el magistrado ecuatoriano en el proceso judicial contra la petrolera estadounidense Chevron-Texaco por supuesto daño ambiental en una zona de la Amazonía, denunció hoy que las acusaciones de soborno, que vertió sobre él la compañía, son "una trampa".

"Esto es una trampa total por parte de la Chevron", aseguró Núñez a Teleamazonas, después de que la empresa le acusara de formar parte de una trama de soborno en la que, junto a los demandantes y al Gobierno de Ecuador, se repartirían tres millones de dólares, tras dictar una sentencia condenatoria contra la petrolera.

La denuncia de Chevron se basa en una serie de vídeos, grabados con cámaras ocultas, en los que, según la empresa, se deduce la existencia de un delito de soborno. Núñez declaró que en las partes del vídeo donde él aparece en imagen "jamás" se le dice que le "van a dar una dádiva", "jamás" acepta que le den "algo", "jamás" está "pidiendo" nada y que "jamás se pronuncian diciendo que le vamos a dar esto a usted", con lo que dejó entrever que se trata de un montaje.

De acuerdo con Teleamazonas, Núñez admitió que se reunió en dos ocasiones con cuatro personas para conversar del caso pero que nunca se mencionó soborno.

Además, el magistrado aseguró que, como parte del proceso judicial, él no puede reunirse con representantes de ninguna de las partes. En ese sentido, argumentó que si Chevron, tal y como señalan los demandantes, "mandó a su empleado", a reunirse con él -que supuestamente sería una de las personas que realizaron la grabación clandestina-, la empresa le "indujo a que cometa un delito".