Decisión de la Comisión Europea

Las bombillas de más de 100 vatios empiezan a desaparecer de las tiendas

A partir de hoy, 1 de septiembre, comenzarán a desaparecer de forma gradual de los comercios las bombillas incandescentes de más de 100 vatios para aplicar una decisión de la Comisión Europea adoptada en diciembre del año pasado, en la que se acordó restringir de manera progresiva las bombillas incandescentes. A partir de este momento y hasta 2012 se procederá a la eliminación gradual de todas las bombillas tradicionales para ir dando paso a las de bajo consumo. El alumbrado es responsable de casi el 20% del consumo de electricidad en todo el mundo.

El plan de sustitución contempla que tras la retirada de las bombillas de 100 W se continuará con las de 75 W en septiembre de 2010; las de 60 W en septiembre de 2011; y las de hasta 40 W en el mismo mes de 2012.

Uno de los grandes fabricantes de alumbrado, Philips, calificó ayer el cambio que ahora se inicia como "una oportunidad en lo relativo a sostenibilidad y eficiencia energética, eficacia y calidad luminosa, mayor durabilidad de la lámpara, además de un menor coste económico". La empresa cree que el simple cambio al alumbrado de bajo consumo en todos los hogares de España podría suponer un ahorro anual del 80% en el consumo de la energía, con las consiguientes reducciones en emisiones de CO2.

Según la CE, las nuevas bombillas permitirán en 2020 un ahorro de 5.000 millones de euros cada año y que cada hogar de la UE ahorrará entre 25 euros y 50 euros en su factura de la luz.