Motor

Ford inicia las negociaciones para el ERE con el comité partido en dos

El comité de empresa de la planta de Ford en Almussafes (Valencia) mostró ayer una vez más su falta de unidad para enfrentarse a la negociación tanto del nuevo convenio colectivo como del expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por la compañía y que afectará con caracter definitivo al menos a 600 trabajadores.

En la reunión preparatoria para los encuentros con la dirección de la empresa, el comité aprobó una propuesta que sólo respalda UGT. Este sindicato es el mayoritario y cuenta con más de la mitad de los representantes en el organismo. En su texto propone recuperar el acuerdo que firmó en 2007 con John Fleming, presidente europeo de la compañía, que garantizaba el empleo y la carga de trabajo a cambio de unos cesiones en el nuevo convenio.

Sin embargo, esta propuesta fue rechazada en su día por un referendum entre la plantilla. UGT esgrime ahora la firma de más de la mitad de los trabajadores que respaldan retomar ese acuerdo.

CC OO, CGT y STM, que forman la minoría en el comité de empresa, consideran desfasado el acuerdo, ya que los términos del mismo hacían referencia a una situación económica muy distinta. La propuesta alternativa pasa por una mejora salarial, prejubilaciones a los 60 años y el mantenimiento de los de los derechos adquiridos.