Motor

La CE advierte a Alemania sobre las condiciones de las ayudas públicas a Opel

La Comisión Europea (CE) recordó ayer al Gobierno alemán que no puede condicionar las ayudas públicas al fabricante de automóviles Opel a la permanencia de las plantas que la empresa tiene en territorio germano.

Este tipo de respaldo de un Estado de la Unión Europea "no puede ser objeto de condiciones adicionales no comerciales sobre la localización de las inversiones y la distribución geográfica de las medidas de reestructuración", señaló el portavoz de Industria de la Comisión, Ton van Lierop, quien se remitió a la postura del Ejecutivo comunitario de mayo pasado y recalcó que las ayudas nacionales "no deben afectar a la libertad de los fabricantes".

El ministro alemán de Exteriores y vicecanciller, Frank-Walter Steinmeier, reiteró durante el pasado fin de semana su postura de que las ayudas a la compañía deberían estar condicionadas al mantenimiento de las fábricas alemanas. General Motors Europa, propietaria de la marca Opel, tiene plantas en Alemania, Reino Unido, España, Bélgica y Polonia.