Internet

El 63% de las empresas están preocupadas por lo que sus empleados cuenten en la red

El 63% de las empresas se muestran preocupadas por la posibilidad de que sus trabajadores revelen demasiada información en las redes sociales de internet y que esto las ponga en peligro, según una encuesta realizada por la compañía de seguridad informática Sophos.

Las redes sociales ya forman parte de los hábitos diarios de muchos trabajadores, que acceden a ellas para establecer relaciones con otras personas, ver fotos o actualizar sus perfiles.

Este uso frecuente sitúa a sitios como Twitter, Facebook, MySpace o LinkedIn en el punto de mira de "cibercriminales" que utilizan estas plataformas para acceder a identidades de los usuarios, difundir programas dañinos o enviar anuncios publicitarios, según dice Sophos en una nota.

El estudio indica que una cuarta parte de las compañías encuestadas ha sido víctimas durante este año de ataques de "spam, phishing o malware", que comprometen la seguridad del ordenador o consiguen robar información personal, lo que convierte el acceso a estas redes en unas de las principales preocupaciones para estas empresas.

Twitter ha sido objeto de numerosos ataques cibernéticos, como el envío masivo de "spam" por parte de un usuario que consiguió colapsar el servidor, o la presencia de numerosos anuncios de contenido provocativo que acaban conectando al internauta otras páginas de contenido para adultos.

"Mientras las estafas continúen encontrando un público, los defraudadores seguirán explotando las redes sociales para robar información y difundir más ataques; sin embargo, la prohibición del acceso a estas redes en el lugar de trabajo puede ser una estrategia que cause más daño que bien", ha subrayado Sophos.

Considera que la prohibición del acceso no impediría que estos usuarios dejaran de utilizar las redes sociales, sino que les animaría a buscar nuevas vías, algo que acabaría abriendo "agujeros en la seguridad corporativa".

Por ello, esta compañía de seguridad aconseja no actuar contra las redes sociales, sino que anima a encontrar una fórmula para sacarles el máximo provecho, como por ejemplo contactar con clientes actuales y potenciales.

Educar a los trabajadores sobre el peligroso impacto que conlleva el acceso a determinadas páginas de internet, realizar un filtrado de acceso de algunos sitios de redes sociales, comprobar la información que su organización y el personal comparten en la red o revisar con regularidad la configuración de seguridad de la empresa son otras de las recomendaciones que sugiere Sophos.