Resultados

El beneficio de Dell cae el 46% en la primera mitad de su ejercicio fiscal

Dell ganó 762 millones de dólares en la primera mitad de su ejercicio fiscal, lo que supone una caída del 46% respecto a un año antes, aunque el segundo mayor fabricante de ordenadores del mundo observa cierta recuperación en el gasto de los consumidores.

La compañía estadounidense difundió hoy sus resultados correspondientes al primer semestre de su ejercicio fiscal (febrero-julio), cuando ganó 39 centavos por acción, y facturó 25.106 millones de dólares, una cantidad esta última un 23% inferior a la lograda en el mismo periodo del año anterior.

Sólo en su segundo trimestre fiscal (mayo-julio), el grupo con sede en Round Rock (Texas) vio caer su beneficio neto un 23%, hasta los 472 millones de dólares (24 centavos por acción), y sus ingresos un 22%, hasta los 12.764 millones.

El mayor descenso de la facturación del grupo se debió a la caída de los ingresos por la venta de sus productos, que en el semestre descendieron el 26% y en el segundo trimestre el 25%; mientras que los obtenidos por la comercialización de sus servicios se redujeron un 4% y un 6%, respectivamente.

En el descenso de los resultados, que aún así alcanzó las expectativas de los analistas, también influyó la anotación de un gasto de 87 millones de dólares relacionados con medidas de reorganización.

"Hemos reducido el grado de complejidad de nuestra estructura organizativa y rebajado significativamente los costes operativos, a la espera de una mejora de las condiciones de la economía mundial y del gasto en tecnologías de la información", explicó el presidente y consejero delegado de la firma, Michael Dell, al presentar los resultados.

Añadió que "si se mantiene la tendencia de la demanda, esperamos que la segunda mitad del año sea más fuerte que la primera" y que mejore tanto el consumo de clientes particulares como de las empresas públicas estadounidenses, aunque no facilitó objetivos concretos de beneficio o facturación para los próximos meses.

Sólo en el segundo trimestre la empresa observó un aumento del 17% anual en el volumen de productos vendidos a clientes particulares.

Destacó que la facturación obtenida con ello fue un 2% superior a la de los tres meses anteriores, aunque también fue un 9% más baja que la de un año antes, debido en parte a los recortes de precios aplicados desde entonces.

En cualquier caso, Dell advirtió que en su tercer trimestre fiscal (agosto-octubre) generalmente registra una demanda más débil que en otros periodos por parte de sus grandes clientes corporativos, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Según sus previsiones, "es más probable" que una "fase de renovación" entre sus clientes corporativos se produzca ya en 2010 y que los primeros en aumentar la inversión sean los estadounidenses.

Las observaciones de Dell sobre la situación del mercado coinciden con las de otros grandes del sector, como su mayor rival, HP, que en general observan una ligera recuperación del gasto de los consumidores en Estados Unidos, pero no del procedente de las empresas.

Las acciones de Dell registraron un fuerte impulso en el tramo final de la sesión en la Bolsa de Nueva York, especialmente a raíz de que unos minutos antes del cierre hiciera públicos sus resultados.

Los títulos terminaron a 15,65 dólares por acción, un 6,68% más caros que el día anterior, aunque en las operaciones electrónicas posteriores al cierre cedían un 0,7%.

En lo que va de año esta compañía ha subido en el mercado Nasdaq un 52,83%, pero en los últimos doce meses aún acumula un descenso del 38,94%.