Según la IATA

Las aerolíneas verán caer un 15% sus ingresos este año

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) aseguró hoy que la situación global que atraviesa el sector aéreo es "un desastre" y estimó una caída del 15% de los ingresos para las compañías aéreas en 2009, una cifra superior a la registrada después del 11-S.

"Los tiempos nunca han sido más difíciles para el transporte aéreo", afirmó el director general de la IATA y consejero delegado, Giovanni Bisignani, durante su discurso con motivo de un encuentro con la Asociación de Compañías Aéreas que operan en Argentina (Jurca).

Bisignani, destacó que con una caída estimada del 15% en los ingresos, la situación es "mucho más grave que después del 11-S cuando los ingresos de la industria aérea se recortaron un 7%". "La industria nunca se ha enfrentado a un reto más grande financiero", advirtió Bisignani.

Al respecto, indicó que la expectativa es que la facturación de la industria aérea descienda de los 528.000 millones de dólares (más de 368.790 millones de euros) en 2008 a los 448.000 millones de dólares (más de 312.890 millones de euros) en 2009.

Según los datos de la IATA, las compañías aéreas perdieron 10.400 millones dólares (más de 7.262 millones de euros) en 2008. Para 2009, la asociación estimó unas pérdidas de 9.000 millones de dólares (más de 6.283 millones de euros).

La demanda del tráfico mundial de pasajeros cayó un 7,2% en junio, en comparación con mismo mes de 2008, mientras que el número de viajeros que volaron en clase 'premium' cayó un 21,3%, resultado que para la asociación reflejan una "ligera mejoría", frente al el descenso del 9,3% de la demanda registrado en mayo y el desplome del 23,6% de los pasajeros en 'business'.

En lo que se refiere al tráfico de mercancías valoró que se mantiene en cifras relativamente "estables" teniendo en cuenta que en junio se recortó un 16,5%, frente a la caída del 17,4% registrada en mayo, lo que se traduce también en una mejoría con respecto los primeros meses del año cuando el desplome de la demanda rondaba el 20%.

Ante estos datos, Bisignani indicó que la caída de la demanda podría haber tocado techo con signos importantes de recuperación. Pese a todo, recordó que la industria está luchando "por la supervivencia" y que su capacidad de gestión y reducir costes son "críticas".

Mejoras en Latinoamérica tras la gripe A

No obstante, indicó que las compañías latinoamericanas están superando las actuales condiciones del mercado con un incremento de la demanda de pasajeros del 4,7% y del 14,2% en carga.

Pese a la influencia del brote del la gripe A (H1N1), que afectó a la confianza de los viajeros, los "fuertes descuentos" aplicados por las compañías están propiciando que recuperen su cuota de mercado.

Con respecto al peso de Argentina, Bisignani recordó que 1,7 millones de puestos de trabajo en el país dependen del sector aéreo. "Me complace ver que el Gobierno ha hecho de este sector competitivo un pilar importante de la política económica nacional", dijo.

En 2008, las autoridades locales aplicaron un descuento del 30% en las tasas aeroportuarios de los aeródromos del país, además de modificar la estructura del regulador aeroportuario, ANAC.

"Estos son pasos importantes en la dirección correcta que crean oportunidades para mejorar la competitividad del sector de la aviación en Argentina. Trabajar juntos es la clave del éxito para mejorar aún más la competitividad de Argentina en el transporte aéreo", valoró Bisignani.

En lo que se refiere a la nacionalización de Aerolíneas Argentinas (AA), compañía que fue expropiada por la Administración de Cristina Fernández al grupo español Marsans, la IATA mostró su colaboración con el Gobierno argentino en calidad de asesor. "Vamos a Aerolíneas Argentinas en sus esfuerzos para poner de nuevo en pie la competitividad de la compañía para que pueda competir en un mercado abierto", concluyó Bisignani.