Finanzas

Las cajas recuperan cuota en cuentas de alta remuneración

De los 730.543 millones de euros que familias y empresas españolas tenían depositados en cuentas remuneradas hasta junio, un 59,5% se encuentra en cajas de ahorro. Estas entidades logran su récord en cifras absolutas en este tipo de instrumento remunerado y tras la bajada de enero consiguen en el último trimestre desmarcarse de la negativa evolución de este producto sufrida por los bancos.

Las cajas de ahorros han alcanzado su pico más alto en las imposiciones a plazo fijo en el mes de junio. Según datos publicados por el Banco de España, el ahorro acumulado por las familias y empresas españolas en cuentas remuneradas alcanzaba los 730.543 millones de euros al cierre del primer semestre. De esta cifra, 435.136 millones corresponden a estas entidades.

Esta es la mayor cuota conseguida por las cajas en este tipo de productos de ahorro. Hace un año, los depósitos a plazo suponían 397.796 millones de euros, cantidad que ha aumentado hasta enero, mes en el que descendió para recuperarse en marzo y crecer en abril incluso más que los bancos. Estos últimos, sin embargo, registran peores resultados en este terreno. A pesar de lograr un incremento interanual del 14,2% frente al 9,3% obtenido por las cajas, en el último trimestre del año reducen el volumen en estos productos de ahorro. Desde el mes de abril, estas entidades han perdido 5.789 millones de euros en imposiciones a plazo.

Las cuentas remuneradas siguen siendo las protagonistas del ahorro en las entidades financieras de nuestro país y son los productos que más han crecido en un año, con 69.697 millones de euros más en estos depósitos. Sin embargo, en el último trimestre del año, a excepción de las cajas de ahorro, ven reducido el volumen en este tipo de cuentas.

La explicación al desmarque de las cajas dentro de esta tendencia se debe, entre otras razones, a que estas entidades han reducido en menor medida los tipos de interés que pagan a sus clientes por sus ahorros a plazo frente a los bancos en un contexto en el que la liquidez es aún escasa.

En un año, los intereses que pagan las entidades financieras por los depósitos se han reducido a la mitad. Para las cajas, el recorte de los tipos en un año fue de 2,2 puntos, frente a la rebaja de 2,49 que aplicaron los bancos a la rentabilidad para sus clientes.

Ahorro a la vista frente a rentabilidad

La crisis económica ha transformado la forma de ahorrar de las familias y empresas residentes en España, que priman la disponibilidad de su dinero frente a las remuneraciones ofrecidas por las entidades para hacer frente a gastos imprevistos o estacionales.

Esto se refleja en el crecimiento de los depósitos a la vista, que en junio alcanzaban los 257.927 millones de euros, lo que supone 14.527 millones más respecto al mes de abril.