Construcción

Los sindicatos británicos ponen en jaque a una filial de Ferrovial

Ferrovial teme por la estabilidad de su empresa de servicios aeroportuarios Swissport si se materializan las amenazas de huelga en Reino Unido. Los sindicatos amenazan con paros en dos aeropuertos también de la firma española, Gatwick y Stansted, en la exigencia de una subida salarial.

La presión de los sindicatos británicos sobre intereses de Ferrovial no puede llegar en un momento más inoportuno para la empresa. Los representantes de Unite y GMB en la plantilla de su firma de handling Swissport están dispuestos a ir a la huelga el último fin de semana de agosto, coincidiendo con el fin de vacaciones de numerosos viajeros y con la fiesta nacional inglesa conocida como August Bank Holiday.

Los paros tendrían un doble efecto negativo para el grupo de la familia Del Pino: afectarían a los maltrechos resultados de Swissport, golpeados por la congelación del negocio aeroportuario, y se están proponiendo en dos aeropuertos, los londinenses de Gatwick y Stansted, que son propiedad de Ferrovial a través de la filial BAA. La tercera plaza amenazada, de no llegarse a un acuerdo, es la de Manchester.

Las fuerzas sindicales deciden a lo largo de estos días sobre las movilizaciones, aunque la compañía da por sentado que habrá paros. "Swissport se siente decepcionada al saber que, independientemente del resultado de las votaciones, los sindicatos Unite y GMB ya han manifestado su intención de emprender una acción", señala la entidad de Ferrovial, "y se han elegido días festivos para causar la máxima perturbación".

FERROVIAL 29,60 0,99%

La huelga está sobre la mesa en apoyo de la demanda de un aumento salarial del 2,7% pactado el año pasado. Una concesión que Swissport dice no poder soportar debido a que ha incurrido en "fuertes pérdidas" derivadas de una caída del 19% en los vuelos atendidos.

Con 32.000 empleados, la compañía argumenta que ha evitado despidos a gran escala y que mantiene el compromiso de mejorar las condiciones de sus trabajadores. "Cualquier acción de protesta pondrá en peligro nuestros esfuerzos, la estabilidad del empleo y el futuro de la empresa", concluye Swissport.

La subsidiaria de Ferrovial declaró en el primer semestre un retroceso del 3,1% en ventas (550 millones) y del 13,4% en el Ebitda (24 millones), pero espera una mayor actividad en el tercer trimestre.

Budimex engorda su cartera de obra civil

Una circunvalación de 6,5 kilómetros en la ciudad polaca de Mragowo será la próxima obra de Budimex, filial de construcción de Ferrovial. El contrato asciende a 110 millones de zlotys (unos 26,5 millones de euros) y ha sido firmado con la Dirección General de Carreteras Nacionales y Autopistas de Departamento de Olsztyn.

Budimex pondrá en marcha los trabajos en septiembre y tiene un plazo de ejecución de 18 meses. La nueva vía, ubicada en la carretera 59, está llamada a mejorar la seguridad y a reducir tráfico en el centro de la localidad.

La empresa, con una cartera de obra de 714 millones, acaba de adjudicarse un contrato de 350 millones de euros para la construcción de 16 kilómetros de la autopista A-1, también en suelo polaco.