Bolsa de Nueva York

Las energéticas lideran la remontada de Wall Street

A contracorriente. La Bolsa de Nueva York se desligó de las pérdidas registradas en los mercados asiáticos y consiguió cerrar la sesión en números verdes, después de que la inesperada caída de los inventarios de crudo disparase los títulos de las energéticas. Al cierre, el Dow Jones se apuntó un 0,66%.

Ni al compás de las Bolsas asiáticas. Ni al son de los parqués europeos. El empuje de las compañías energéticas fue suficiente para mantener el verde en Wall Street por segundo día consecutivo en una jornada en la que los inversores carecían de referencias macro por las que guiarse. Al cierre, el Dow Jones remontó un 0,66%, mientras que los avances de Nasdaq y S&P500 fueron de 0,68% y 0,69% respectivamente.

Y todo, en una jornada en la que los mercados chinos pulsaron la señal de alarma asustando a buena parte de los inversores a uno y otro lado del Atlántico. El principal indicador de los mercados chinos, el Shanghai Composite, se desplomó un 4,3%, acumulando así una caída de 20% en las últimas dos semanas. No han sido el único en registrar fuertes caídas, Hong Kong ha retrocedido un 1,7% y el Nikkei japonés un 0,8%.

Sin embargo, la Bolsa de Nueva York sólo acusó el varapalo de los mercados asiáticas en los primeros compases de la sesión, cuando el Dow Jones llegó a perder en torno a un 1%. Afortunadamente, el color rojo sólo fue un susto en mitad del desayuno. La sorprendente caída de los inventarios semanales de petróleo, que en los últimos siete días experimentaron un recorte de 8,4 millones, disparó el valor del crudo Texas en torno a un 4%. Las compañías energéticas Exxon y Chevron, beneficiadas por la subida del petróleo, cotizaron entonces con fuertes alzas, siendo éstas las verdades artífices del cierre en positivo de Wall Street.

DOW JONES 25.954,44 0,24%

Las cuentas de HP no convencen

El fabricante de ordenadores Hewlett- Packard, que ayer presentó sus cuentas trimestrales, no consiguió satisfacer las expectativas del mercado, después de anunciar que prevé un descenso de sus ingresos de entre un 4% y un 5%. Sus acciones retrocedieron al cierre un 0,3%

Peor suerte corrieron los títulos del fabricante de aluminio Alcoa, que hoy lideró los descensos del Dow Jones después de que los expertos de Goldman Sachs hayan rebajado su recomendación del valor hasta neutral desde comprar. Quizás por ello, los papales del fabricante retrocedieron hoy un 3,41%.

El lado de los números verdes tuvo como protagonistas a las energéticas. De hecho, Exxon y Chervron, dos de las más grandes petroleras estadounidenses, se revalorizaron un 2,27% y 1,82%, beneficiadas por la subida del barril de crudo de Texas, que se encareció hoy el 4,66% en la Bolsa de Nueva York y terminó la sesión a 72,42 dólares por barril.

También gozaron de buena salud los títulos de las farmacéuticas Merck (+2,51%) y Pfizer (+2,44%).