Informe

La investigación del siniestro de Spanair revela errores humanos

El informe de Aviación Civil sobre el accidente de Spanair que causó la muerte de 154 personas alerta de que la maniobra de despegue de la nave se realizó con los flaps (dispositivos que despliegan el ala para que pueda alzarse) replegados y con un fallo en el sistema de alarma. Además, indica que "lo más probable" es que los pilotos no extendieran los flaps.

Una videocámara graba el avión siniestrado de Spanair tras la explosión
Una videocámara graba el avión siniestrado de Spanair tras la explosión

Por primera vez, la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaic) sobre el accidente de Spanair en agosto de 2008 que causó la muerte a 154 personas, contempla un error humano entre las causas que propiciaron el siniestro. La nave, un MD82, encaró la maniobra del despegue con los slats y los flaps replegados, lo que constituiría "una configuración inapropiada" para esa fase del vuelo. Estos dispositivos, unas superficies móviles en las alas del avión que permiten que la nave se sostenga a velocidad reducida, se despliegan al despegar y al aterrizar, y en vuelo permanecen cerrados.

Según la comisión, "lo más probable" es que dichos dispositivos no fueran extendidos por la tripulación para el despegue. "El operador contaba con procedimientos estándar y listas de comprobación en vigor sobre la configuración adecuada para el despegue", asegura el informe. No obstante, también alerta de que aunque los "pilotos utilizaron estos procedimientos como referencia, factores como la interrupción que supuso la vuelta al estacionamiento de la aeronave por una avería, la presión por el retraso sobre el horario programado o deficiencias en los métodos de trabajo empleados en la cabina" llevaron a que los procedimientos "no se llegaron a cumplir estrictamente".

Los datos también indican que el sistema encargado de advertir a la tripulación sobre la configuración inadecuada para el vuelo, conocido como Tows, no funcionó.

Mejoras para desbloquear el traslado

La dirección de Spanair se comprometió ayer a mejorar las condiciones económicas para el traslado de los 480 trabajadores de servicios generales de Palma a Barcelona. Los responsables de la aerolínea trasladaron ayer a los sindicatos en una nueva reunión su disposición a aumentar tanto los salarios de quienes se acojan a los traslados como las indemnizaciones de aquellos que decidan rescindir voluntariamente sus contratos. Spanair ha defendido hasta ahora una indemnización de 20 días por año trabajado, el mínimo marcado por la ley.

Fuentes cercanas a la aerolínea aseguraron que la dirección de la empresa comunicará hoy a los sindicatos las nuevas condiciones. æpermil;stas serán estudiadas por los representantes de los trabajadores y avaladas por el resto de empleados en una asamblea que se celebrará esta tarde en Palma de Mallorca. En caso de que la nueva propuesta contara con la adhesión de la plantilla, se pondría fin a la huelga indefinida que los empleados de servicios centrales realizan todos los lunes y viernes desde el pasado 7 de agosto y que ayer sumó su cuarta jornada.