Estudio de Randstad

La crisis propicia el retorno del 'Plurilópez'

Se multiplican por cinco los demandantes de un segundo empleo.

Los antiguos tebeos de Mortadelo y Filemón de la Colección Olé contenían las peripecias de Plurilópez, un personaje que se veía obligado a ir de un trabajo a otro a lo largo del día para poder sobrevivir. Esta viñeta se enmarca a finales de los años setenta pero ahora, con la crisis económica, cobra más actualidad que nunca.

Así lo demuestra un estudio que acaba de hacer público Randstad, uno de los principales grupos de empleo temporal (ETT), que ha constatado que mientras el pasado año sólo el 10% de los candidatos que acudían a sus oficinas iba en busca de un segundo empleo, en 2009 este porcentaje se ha multiplicado por cinco, elevándose hasta el 54%.

Este dato evidencia que la crisis ha disparado el pluriempleo, al que intentan acceder más de la mitad de las personas encuestadas por Randstad en toda España.

Aunque pocos consiguen este segundo empleo, la mayoría busca puestos de trabajo a tiempo parcial, para compaginarlos en el día con su trabajo actual o bien una ocupación distinta para los fines de semana, según explican los autores de este estudio. Asimismo, cada vez son más quienes renuncian a sus vacaciones para desempeñar un empleo extra durante ese periodo.

A la hora de determinar el perfil de trabajador que acude a las ETT a solicitar un segundo empleo, este informe precisa que son "las responsabilidades económicas asociadas a cada edad" las que determinan un recurso mayor o menor al pluriempleo. Así, casi la mitad de los candidatos tenían entre 30 y 45 años. En concreto, sólo el 7% tenía más de esa última edad, ya que gran parte de este colectivo tiene algunos gastos ya cubiertos como son la hipoteca o la escolarización de hijos. Además, Randstad señala que en el caso de los mayores "ya su acceso a un trabajo es difícil, por lo que combinar dos empleos a la vez sería una tarea muy complicada".

Por ello, el colectivo más numeroso es el de trabajadores entre 25 y 29 años, que representa el 31% de los que buscan un segundo empleo, ya que es en esta etapa en la que se suele empezar a pagar una hipoteca. En esta línea, el 17% de los aspirantes a pluriempleado tenían menos de 25 años.

Aceptan cualquier puesto

Como característica general, los candidatos que buscan un segundo empleo "están abiertos a cualquier tipo de puesto, aunque se inclinan por puestos de baja o media cualificación, principalmente teleoperadores, azafatas, o puestos de atención al público", aseguran los autores del estudio.

En concreto, el perfil que más se repite es el trabajadores mayores de 30 años, que deben hacer frente a grandes responsabilidades económicas y que buscan trabajos como peones o limpiadores. El nivel de estudios no influye en gran medida a la hora de demandar un segundo empleo.

Sin embargo, la opción de tener más de un puesto de trabajo a la vez no es nueva para la sociedad española. De hecho, según esta encuesta, uno de cada dos consultados declaró haber ocupado en alguna ocasión dos empleos a la vez. Entre este colectivo, el 53% de las mujeres admitió haber estado pluriempleada con anterioridad, frente al 46% de los hombres.

Los asturianos son los más dispuestos a pluriemplearse

Tres de cada cuatro asturianos asegura haber compatibilizado dos empleos de forma simultánea alguna vez, lo que supone la cifra más alta de todas las comunidades autónomas. Por el contrario, el País Vasco y Castilla y León ofrecen los menores porcentajes de pluriempleo, ya que sólo el 34% y 35% de sus trabajadores, respectivamente, han simultaneado trabajos a la vez. La Comunidad Valenciana, que ahora es de las más proclives al pluriempleo (el 66% lo ha estado), hace un año contaba sólo con un 10% de personas que habían tenido dos puestos de trabajo al tiempo. Por nivel formativo, sólo el 9% de los asturianos que buscan pluriemplearse son univesitarios, frente al 63% en Galicia.