Reunión

Spanair mejorará las condiciones económicas para el traslado de los trabajadores de Palma

La dirección de Spanair "aumentó" hoy las condiciones económicas para el traslado de los 480 trabajadores de Servicios Generales de Palma a Barcelona, de forma que se comprometió a mejorar tanto los sueldos de quienes se acojan a los traslados (actualmente cobran entre 850 y 1.100 euros), como las indemnizaciones de aquellos que decidan rescindir voluntariamente sus contratos y que, hasta ahora, sólo alcanzaban los 20 días por año trabajado durante doce mensualidades, que es el mínimo marcado por la Ley.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del comité de empresa, Eva Marín, reveló que en la reunión mantenida esta mañana entre las 10.30 y las 14.00 horas en la Dirección General de Trabajo, el director de Recursos Humanos de Spanair, Héctor Sandoval, presentó a los secretarios federales del Sector Aéreo de CCOO y UGT, José Antonio Herráez, y Francisco Rodríguez, respectivamente, una propuesta que mejoraba las condiciones iniciales.

No obstante, apuntó que los representantes sindicales le presentaron a su vez una "contrapropuesta" que mejora aún más, tanto los salarios de quienes se trasladan, como las indemnizaciones de quienes rescinden sus contratos. Así, los sindicatos siempre han defendido hasta ahora que las indemnizaciones debían alcanzar los 35 días por año trabajado, tal como se acordó en el ERE.

Así, ante tal situación, fuentes de Spanair revelaron a Europa Press de que mañana, la dirección de la aerolínea enviará a los sindicatos, vía e-mail, una última propuesta concreta, que deberá ser estudiada por los sindicatos y avalada por los trabajadores en una asamblea, que se celebrará a las 18.00 horas en el local de CCOO de Palma y que, en caso de aprobarse, pondría fin a la huelga indefinida que los empleados llevan a cabo los lunes y viernes desde el pasado 7 de agosto.

Posturar "bastante cercanas"

"Ha habido un acercamiento de las posturas por ambas partes que están bastante cercanas", remarcó Marín, quien destacó que mañana "se resolverá todo" y añadió que está "bastante cerca" la desconvocatoria de la huelga, siempre y cuando se alcance un acuerdo, que responda a las reivindicaciones de los trabajadores, cuyos traslados a Barcelona están previstos a partir del 15 de septiembre en tres tandas.

Por otro lado, informó de que la Dirección General de Trabajo del Ministerio ha decidido aplazar hasta mañana, pese a que debía pronunciarse hoy, sobre si acepta o rechaza la petición de los trabajadores, avalada por el Gobierno balear, para que, en caso de que sea imposible el acuerdo, amplíe durante un periodo máximo de seis meses los traslados a Barcelona.

Por su parte, las citadas fuentes de la compañía destacaron que la reunión de esta mañana ha sido "positiva, puesto que se ha conseguido avanzar", si bien indicaron que la dirección de Spanair está "a la expectativa" de lo que decidan mañana los sindicatos, una vez que reciban la última oferta de la aerolínea, por lo que dijeron que se está "más cerca que nunca de todo", tanto del acuerdo definitivo, como de un posible desacuerdo, que supondría ampliar la huelga indefinida a todos los días de la semana.

El pasado 23 de julio comenzó el plazo de un mes para que los trabajadores comuniquen a la compañía si deciden trasladarse a Barcelona o rescinden su contrato. Concretamente, Spanair se ha marcado tres fases en este proceso, de forma que un 30% de los 382 empleados de Palma que, según la empresa, son los que se van a trasladar y no 480 como sostiene el comité de empresa, comenzará a trabajar en la T1 de Barcelona-El Prat a partir del 15 de septiembre, mientras que otro 30% lo hará a partir del 1 de marzo de 2010.

Asimismo, otro 30% lo hará a mediados de 2010, si bien la fecha exacta de esta tercera fase se fijará en función de la disponibilidad del nuevo hangar de Spanair en el aeropuerto de El Prat. Respecto al 10% restante, se irá trasladando en cada una de las fases en función de las necesidades y logística de la compañía.