Laboral

Santander ultima con los sindicatos el cierre de sus oficinas los sábados

Parece que esta vez los sindicatos lo van a conseguir tras años de reclamaciones. Santander ultima con su plantilla el cierre de sus oficinas todos los sábados del año. Los sindicatos esperan que en octubre, cuando se inicia en banca el horario de invierno, se haya firmado un acuerdo que sirva de arrastre a todos los bancos.

Oficina del Santander en Madrid
Oficina del Santander en Madrid

Santander y BBVA son los dos grandes bancos españoles que marcan pautas en el sector. Lógico, si se tiene en cuenta que su peso total en el sistema financiero español ronda el 30%, y del 85% si se toma como referencia únicamente a los bancos y se incluye Popular. De ahí que los sindicatos esperen que el próximo mes de octubre la medida se pueda extender al resto de los bancos si tras la vuelta de las vacaciones estivales se llega finalmente a un acuerdo definitivo con el grupo que preside Emilio Botín para no volver a abrir sus 3.099 oficinas durante los sábados.

Popular, Banesto y BBVA también negocian el cierre de todas sus sucursales, pero las conversaciones avanzan más lentamente, aunque prevén un acelerón en septiembre. Además, si Santander llega a firmar un acuerdo con los sindicatos, sería muy extraño que Banesto no lo hiciera.

El banco que preside Ángel Ron inició a finales de junio los contactos para cerrar los sábados, y los sindicatos también son optimistas sobre el futuro de esta iniciativa. Fuentes del grupo reconocen que en la actualidad existe interés por adoptar esta medida.

SANTANDER 4,05 -1,61%

BBVA es el único de los grandes que parece resistirse más a dar el cerrojazo el fin de semana completo. Y eso que fue la primera de estas entidades financieras en decidir recortar el número en oficinas que dan servicio a sus clientes el penúltimo día de la semana.

En 2006 ya inició el cierre de gran parte de sus sucursales ese día, número que ha ido ampliando. E incluso clausura también oficinas del 4 al 21 de agosto. 500 en total, de una red de 3.200 que posee. La razón de que sea menos proclive a adoptar esta medida es que puede ahora encontrar una ventaja competitiva a mantener algunas de sus sucursales abiertas los sábados.

Los bancos, según fija el convenio colectivo, abren al público todos los sábados laborables de octubre a marzo. Las cajas no, ya que llegaron hace ya varios años a un acuerdo recogido en su convenio por el que cerraban los sábados a cambio de abrir los jueves por la tarde. Aunque esta última medida también será negociada entre ambas partes en el próximo convenio.Unas 10.000 sucursales y el 25% de la plantilla atiende a los clientes bancarios los sábados en la actualidad. Sólo Deutsche Bank y Barclays cierran ese día todo el año a cambio de ampliar sus horarios el resto de la semana. Bankinter tiene una fórmula mixta, con aperturas flexibles.

Si las negociaciones con Santander se cierran definitivamente en septiembre, octubre -primer mes del horario de invierno de banca, con la consiguiente apertura de las sucursales los sábados-, pasaría a ser el primermes en la historia bancaria en la que se aplicaría esta medida. Estos cierres no significarían un recorte de horario para la plantilla, aunque sí su exposición al público, ya que se ampliaría el horario de lunes a viernes pero sin atención al cliente.